Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rusia suspende definitivamente todos los vuelos directos con Ucrania

Para viajar desde Kiev a Moscú será necesario hacer combinaciones con Minsk o Estambul

Pasajeros en el aeropuerto internacional de Kiev, el 27 de septiembre de 2015.
Pasajeros en el aeropuerto internacional de Kiev, el 27 de septiembre de 2015. EFE

A partir del domingo 25 de octubre, todos los vuelos directos entre Ucrania y Rusia quedan cancelados. Para viajar desde Kiev a Moscú será necesario hacer una combinación a través de Minsk, Chisinau, Estambul o los países bálticos. Las dos horas del vuelo directo se convertirán en cuatro o cinco horas, y los precios aumentarán considerablemente.

La interrupción de los vuelos es resultado de la respuesta rusa a las sanciones ucranias, anunciadas por Kiev el 16 de septiembre contra 25 compañías aéreas rusas prohibiéndoles volar al territorio ucranio. Las negociaciones entre los representantes de Kiev y Moscú, que tuvieron lugar este viernes en Bruselas para lograr suprimir las restricciones al tráfico aéreo entre ambos países, han fracasado. El ministro ucranio de Infraestructura, Andrey Pivovarsky, explicó que las sanciones fueron impuestas a las compañías aéreas rusas que violaban la legislación ucrania realizando vuelos a Crimea, que fue anexada a Rusia de forma ilegal. Según Pivovarsky, esas aerolíneas "tendrán la posibilidad de volar a otras ciudades de Ucrania sólo si renuncian a ejecutar vuelos a la península de Crimea y pagan una multa. En ese caso el Consejo de Seguridad Nacional y Defensa de Ucrania podrá sacar tales compañías de la lista de sanciones".

El director general del aeropuerto internacional de Boríspol, Eugenio Dijne, indicó que Ucrania tiene previsto aumentar el número de vuelos de aerolíneas occidentales para volar a Moscú utilizando ciudades europeas: "Las aerolíneas están elaborando mecanismos compensatorios para sustituir la escasez de vuelos surgida en el mercado. Creo que van a aumentar tanto el número de vuelos por semana, así como la capacidad de los aviones, que volarán a Borispol", ha afirmado.

El último avión desde Ucrania salió el sábado 24 de octubre a las 20.52 horas del aeropuerto Boríspol (Kiev), mientras que el último via Kiev despegó desde el aeropuerto moscovita Domodédovo a las 22.05 horas. En los horarios de vuelos el domingo no figura ni un trayecto, aunque antes de las sanciones solía haber vuelos diarios entre ambas capitales. El tráfico aéreo entre Rusia y Ucrania solía realizarse entre varias ciudades rusas y ucranias: Moscú, San Petersburgo, Kaliningrado y Surgut por parte de Rusia y Kiev, Odessa, Zaporozhye, Dniepropetrovsk y Lvov, por parte de Ucrania. Los vuelos los realizaban cinco aerolíneas rusas –Aeroflot, Transaero, Sibir, UTair y Rossia– y tres compañías aéreas ucranias –Dniepravia, Motor Sich y Aerolíneas internacionales de Ucrania. El tráfico de pasajeros entre ambos países en los primeros ocho meses del 2015 alcanzó unos 800 mil personas.

Según las estimaciones alrededor de 70 mil pasajeros serán afectados cada mes por la suspensión de los vuelos, la mayoría de ellos ucranios, que viajaban a Rusia para visitar a parientes, trabajar o en vuelos de tránsito hacia otros destinos. Dos tercios de los pasajeros volaban con las empresas rusas, lo que supondrá una pérdida de negocio para las aerolíneas rusas de entre 110 y 125 millones de dólares anuales.