Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La ONU refuerza sus misiones de paz con un 40% más de cascos azules

Colombia se estrena en las misiones de mantenimiento de la paz con una aportación que en tres años llegará a 5.000 uniformados

Reunión especial en Naciones Unidas sobre las misiones de paz
Reunión especial en Naciones Unidas sobre las misiones de paz AFP

Naciones Unidas nació hace siete décadas con una misión: prevenir una tercera Guerra Mundial. Pero la visión y principios sobre los que se cimienta el organismo está amenazado por conflictos cada vez más complejos. Las intervenciones de los líderes de los Estados miembros durante la reunión de la última Asamblea General reflejan la preocupación. Esta vez acompañaron sus palabras con un incremento sustancial de los efectivos que ponen a disposición de la fuerza de cascos azules para garantizar la paz y la estabilidad.

Más de medio centenar de países anunciaron la tarde del lunes en Nueva York una aportación combinada superior a 40.000 uniformados, que pasarán a reforzar los 106.500 efectivos que componen la fuerza de mantenimiento de la paz desplegadas actualmente por la ONU. Además, se comprometieron otros 40 helicópteros, 10 unidades médicas, 15 unidades de ingenieros y equipamiento para prevenir ataques junto a efectivos para la formación.

Estos compromisos se hicieron públicos en una reunión especial convocada por Estados Unidos para debatir como reforzar las misiones de paz e incrementar su capacidad de respuesta cuando emerjan nuevos conflictos. China pasará a liderar las operaciones con cerca de 11.000 uniformadores, tras comprometerse a aportar 8.000 policías. Colombia, por su parte, anunció 5.000 uniformados.

“Hemos tenido una exitosa experiencia contra el terrorismo, el narcotráfico, la insurgencia, la delincuencia transnacional y estamos listos para combatirla con el mundo”, explicó el presidente Juan Manuel Santos. La contribución será gradual. Empezará con 70 efectivos de policía y militares, para en el segundo año elevarse el contingente a 500 uniformados y de ahí crecer a 5.000 en el tercero.

La embajadora estadounidense ante la ONU, Samantha Powers, valoró que los países de América Latina estén “demostrando” con sus nuevas aportaciones “su deseo de liderar más allá de su hemisferio”. Es un importante compromiso, añadió, para los millones de personas que necesitan de las fuerzas de paz para protegerlos de las atrocidades y para garantizar el acceso de la ayuda humanitaria.

Más eficiente y efectiva

La reunión en la que se anunció este incremento de casi el 40% en las contribuciones a los cascos azules estuvo presidida por el presidente estadounidense Barack Obama. “El objetivo debe ser que las operaciones de paz sean más eficientes y efectivas”, indicó. En este momento hay desplegadas 16 misiones por todo el mundo, en las que participan más de medio centenar de países.

El mayor contingente está desplegado en la República Democrática del Congo, con un total de 23.438 efectivos, seguido de la operación híbrida con la Unión Africana en Darfur. Por países, el mayor contribuyente es Bangladesh con 9.432 efectivos, seguido por Etiopía y la India. Uruguay es el primer latinoamericano, con 1.463 uniformados, e Italia lidera los europeos con 1.103 efectivos.

La aportación de EE UU es testimonial en cuanto efectivos, con solo 82 uniformados, pero la mayor potencia militar del planeta aporta una cuarta parte de los recursos financieros que sirven para hacer funcionar todo el operativo. Europa, por su parte, representa solo un 7% de los cascos azules, frente a un 40% hace solo dos décadas. Washington, de hecho, pide que eleve esa participación.

Las misiones de mantenimiento de la paz de la ONU no solo enfrentan retos en materia estratégica, operacional y táctica para cumplir el mandato de garantizar la paz. Su imagen se está viendo muy dañada por los continuos casos de abusos sexuales y explotación de civiles. En la declaración final adoptada tras la reunión, se pide “tolerancia cero” con este tipo de conducta y que los responsables sean disciplinados.