Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un obispo mexicano pide perdón por sus insultos homófobos

El obispo de Aguascalientes, José María de la Torre Martín, comparó los matrimonios homosexuales con actos de zoofilia

José María de la Torre Martín, Obispo mexicano
El desfile del Orgullo en la Ciudad de México. REUTERS

José María de la Torre Martín, el obispo del Estado mexicano de Aguascalientes conocido por sus comentarios homófobos, se vio obligado este lunes retractarse de una de sus invectivas. En respuesta a los avances de la justicia mexicana en la homologación de los enlaces de personas del mismo sexo, el religioso comparó en septiembre del año pasado los matrimonios homosexuales con actos zoofílicos. Estos comentarios le valieron la reprimenda del organismo público de fomento de la igualdad. El Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred) demandó entonces una disculpa pública, que no ha llegado hasta casi un año después.

“Si se permiten las bodas entre homosexuales mañana van a permitir que un señor se case con un perro y puedan heredar a los perritos”, dijo el obispo a raíz de una sentencia que concedía a varias parejas homosexuales el derecho a formalizar su relación por medio de una unión civil en Aguascalientes, un estado de 1,2 millones de ciudadanos, de los cuales casi el 90% son católicos. “Afirmo categóricamente que en ningún momento y bajo ninguna circunstancia pretendí usar estas expresiones con objeto discriminatorio y excluyente. Quiero ofrecer una disculpa pública, sincera y respetuosa a las personas que en lo general y en lo particular hayan sentido que mis expresiones constituían un acto de discriminación en su contra”, se lee en la carta del religioso hecha pública este lunes.

El 70% de la población en México se declara a favor de los derechos homosexuales, según los estudios del Conapred

En México, un país eminentemente católico, el reconocimiento de los derechos homosexuales ha avanzado con fuerza en los últimos años. El 70% de la población se declara a favor, según los estudios del Conapred. La Suprema Corte de Justicia de la Nación emitió en junio una sentencia histórica, al respaldar los enlaces entre personas del mismo seño y equipararlos plenamente a los heterosexuales. El Alto Tribunal mexicano considera inconstitucional cualquier norma que establezca que la finalidad del matrimonio es la procreación o que lo defina como la unión entre un hombre y una mujer.

El enlace homosexual sólo está legalizado por ahora en Distrito Federal, Coahuila y Quintana Roo. El resto de territorios ofrece una maraña normativa que, al no reconocer plenos derechos, se ha convertido en una fuente de recursos de amparo, como es el caso de Aguascalientes.

Pese a estos avances, la última Encuesta Nacional sobre la Discriminación, elaborada en 2010, revela que siete de cada 10 homosexuales consideran que en el país no se respetan sus derechos. El sondeo indica que el 40% de los mexicanos no permitirían que en su casa viviera una persona homosexual. La policía es la institución donde más intolerancia se percibe, seguida de la iglesia.

Más información