¿Adónde irá la papeleta de los jóvenes del 15-M turco?

De las protestas en en el parque de Gezi no ha surgido una formación como Podemos

Manifestante de Gezi ayudan a un herido durante los choques con la policía en las protestas de junio de 2013.
Manifestante de Gezi ayudan a un herido durante los choques con la policía en las protestas de junio de 2013.GETTY

Los indignados turcos salieron a la calle en junio de 2013, cuando el plan gubernamental de construir un centro comercial en el parque de Gezi se convirtió en la gota que colmó la paciencia de muchos turcos. Las protestas de Gezi se extendieron por todo el país en la mayor agitación social a la que ha tenido que hacer frente el AKP en sus 12 años de Gobierno. Erdogan apostó por la mano dura. El resultado fueron una veintena de muertos, 8.000 heridos y una polarización política no vista desde la década de 1970.

En Gezi hubo sobre todo jóvenes, que pese a ser una importante porción de la población del país (el 40% de los turcos tiene menos de 25 años) llevaban décadas sin ser un sujeto político importante. La muestra es que, de los 4,5 millones de personas que por primera vez tenían derecho al voto en las elecciones de 2011, casi el 45% no acudió a las urnas. Del resto, muchos votaban al mismo partido que sus padres. De ahí la importancia de ver el efecto Gezi en el voto juvenil de las elecciones de hoy, máxime cuando el paro entre los menores de 25 años ha aumentado hasta el 30%, cada vez hay más diplomados universitarios que no encuentran un empleo acorde a su titulación y el Gobierno se esfuerza en dificultar el acceso a Internet.

Del 15-M turco no ha surgido una formación como Podemos, aunque se ha intentado. “El partido que más ha sabido capturar el espíritu de Gezi es el HDP”, sostiene Merve Alici, una publicista de 28 años que participó en las manifestaciones. Esta formación es la que, atrayéndose a los descontentos de todo el país, aspira a dejar atrás su pasado de partido exclusivamente kurdo para convertirse en la alternativa de izquierdas en Turquía.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS