Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Croacia perdonará la deuda de las personas sin recursos

Un plan del Gobierno libera a miles de ciudadanos de sus obligaciones de pago

Aquellos croatas con deudas por el equivalente a entre 130 y 4.500 euros y que demuestren carecer de recursos, pueden ver cómo se esfuman sus obligaciones de pago. Este lunes ha entrado en vigor en Croacia un programa que reclama a la Administración pública, los bancos y a algunas empresas privadas que absorban esas pérdidas. La medida, aprobada por el Gobierno de Zoran Milanovic, puede beneficiar a unas 60.000 personas, según los cálculos del Ejecutivo, que verían como sus cuentas bancarias se descongelan una vez superado el impago. El montante total de esas deudas puede suponer, estiman, unos 46 millones de euros (el 0,1% del PIB). Una medida similar, apuntan los expertos, no tiene precedentes en esta crisis.

El Gobierno de Milanovic ha emprendido este plan de quita de deuda privada en pleno año electoral y justo después de la derrota de su partido, el Socialdemócrata, en las elecciones presidenciales del pasado enero ante los conservadores Unión Democrática de Croacia (UDC). Y es, para algunos expertos como Daniel Novak, una propuesta “claramente electoralista”. “Con propuestas similares no se solucionan los problemas estructurales del país, que lleva seis años en recesión”, apunta el analista del Center for Western Balkanks, un laboratorio de ideas.

El Gobierno calcula que habrá unos 60.000 beneficiarios

La iniciativa Nuevo Comienzo –como han denominado al programa— pretende reactivar la maltrecha economía croata, sin músculo desde el inicio de la crisis. El país (4,2 millones habitantes y miembro de la Unión Europea desde 2013) ha perdido alrededor del 12% del PIB desde 2008 y tiene una tasa de desempleo de casi el 30%. Pedro Videla, jefe del departamento de Economía de la escuela de negocios IESE, también ve la medida como un parche. Explica que el Fondo Monetario Internacional apuntó el año pasado que una reestructuración de la deuda privada en Croacia ayudaría a recuperar la demanda. “Sin embargo, lo que se ha hecho afecta a una pequeña cantidad de habitantes y no está bien concebida. No va a tener un efecto a largo plazo, ni a lograr su objetivo sobre la demanda y la recuperación”, sostiene.

Los potenciales beneficiarios deben acreditar que la deuda tiene más de un año de antigüedad, que no poseen propiedades ni ahorros y que sus ingresos mensuales no superan los 325 euros al mes (el salario medio del país es de 737 euros). Si cumplen los requisitos, los bancos, algunas empresas (como las de telecomunicaciones o electricidad) y cuatro de las mayores ciudades del país les perdonarán la obligación de pago, porque la quita incluye también las deudas con el fisco. La ministra de Asuntos Sociales, Milanka Opacic, ha explicado que para poner en marcha la medida se ha llegado a un acuerdo con los bancos y con un buen número de empresas. Desde el lunes pueden acogerse a ella aquellos ciudadanos que reciben ayudas sociales. A partir del 1 de abril se admitirán solicitudes para el resto, según explica su departamento en una nota.

El primer ministro croata ha apuntado que se trata de una medida “excepcional” y “puntual”. “El sistema no puede poner en marcha constantemente este tipo de soluciones, pero hacemos todo lo posible para facilitar la vida de las personas afectadas por esta larga y agotadora crisis”, ha declarado.