Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cuba comienza a liberar a presos políticos tras el acuerdo con EE UU

Las autoridades de La Habana han excarcelado ya a dos de los 53 reclusos cuya salida de prisión había reclamado Washington

Banderas cubanas ante la legación diplomática de EE UU en La Habana, el 30 de diciembre.
Banderas cubanas ante la legación diplomática de EE UU en La Habana, el 30 de diciembre. efe

Las autoridades cubanas han excarcelado este miércoles en Santiago de Cuba al opositor Enrique Figuerola Miranda y a los hermanos Diango y Bianco Vargas Martín, ambos considerados presos políticos por Amnistía Internacional y por la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional (CCDHRN), según confirmó a Efe el líder de la comisión, Elizardo Sánchez. La liberación se produce tras el acuerdo con Estados Unidos del pasado 17 de diciembre para restablecer las relaciones entre los viejos enemigos de la Guerra Fría.

Los hermanos mellizos Vargas Martín fueron encarcelados en diciembre de 2013, cuando tenían 16 años, y condenados en junio de 2014 a dos años y medio de prisión por los delitos de desacato, resistencia, desorden público y amenaza. Los dos liberados, que integran la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), habían cumplido ya con 25 meses de la condena y les quedaban cinco meses para completar la pena, según explicó a Efe el presidente de esta organización disidente, José Daniel Ferrer.

Figuerola Álvarez, de 36 años, también activista de la UNPACU, se encontraba encarcelado desde el 28 de julio de 2012 y cumplió una condena de dos años y cinco meses de cárcel acusado de los delitos de atentado y desacato a la autoridad por filmar la detención de varias personas en la calle en medio de las fiestas de carnaval en Santiago de Cuba, según explicó a la agencia. "Antes del fin de año las autoridades me habían comunicado que iba a ser liberado a principios de enero de 2015 y esta tarde me liberaron sin explicaciones", señaló el disidente.

Uno de los hermanos, Bianco Vargas, aseguró en declaraciones telefónicas a Efe poco después de su liberación, desde el domicilio familiar en Santiago de Cuba, que ni él ni su hermano se esperaban su excarcelación. "Fue una sorpresa, no sabíamos nada. Como a las tres de la tarde nos dijeron que nos iban a llevar a otra prisión para darnos la libertad", precisó. 

Fue una sorpresa, no sabíamos nada. Como a las tres de la tarde nos dijeron que nos iban a llevar a otra prisión para darnos la libertad

Bianco Vargas, uno de los dos hermanos liberados por Cuba

El joven explicó a la agencia que tanto él como su hermano Diango fueron liberados con estatus de libertad condicional y que el próximo 29 de enero deben presentarse ante las autoridades del Tribunal Provincial y cada mes tendrán que volver a hacer lo mismo hasta mayo, cuando se dará por cumplida su condena 2 años y 6 meses. Bianco Vargas manifestó que ahora su objetivo principal será luchar para que su hermano Alexei, quien cumple una condena de cinco años, salga de la cárcel.

Estados Unidos había reiterado este martes que el Gobierno de Cuba ya había liberado “a algunos” de los 53 presos políticos que se comprometió a excarcelar, en el marco del acuerdo anunciado el pasado 17 de diciembre por los presidentes Raúl Castro y Barack Obama para el restablecimiento de relaciones bilaterales y el canje de varios prisioneros. El presidente de la comisión cubana no pudo asegurar, sin embargo, que éstos forman parte de la lista de los 53, ya que la relación no se ha hecho pública.

“Ha habido ya algunos prisioneros políticos liberados”, ha dicho este martes la portavoz del Departamento de Estado, Jen Psaki, durante una conferencia de prensa. “Seguiremos urgiendo al Gobierno de Cuba a cumplir su compromiso (de liberar a los 53 presos políticos). Nos gustaría ver este proceso completado en un futuro cercano, y es algo de lo que seguiremos hablando”, añadió Psaki, sin aportar mayores detalles acerca del número de disidentes liberados o su identidad.

Según explicó Psaki, Washington ha decidido mantener en secreto la lista de los 53 prisioneros para quienes pidió la excarcelación, pese a los reclamos de mayor transparencia realizados por las familias de los detenidos y algunas de las organizaciones que las respaldan en Cuba. “(Estados Unidos) no está tratando de poner una diana más grande en los disidentes cubanos, sino que quiere conseguir que los liberen”, justificó la portavoz del Departamento de Estado.

Estas declaraciones ratifican lo dicho la semana pasada por la secretaria de Estado adjunta para Asuntos Hemisféricos, Roberta Jacobson, quien reveló durante una entrevista con la cadena PBS que la Dama de Blanco Sonia Garro, excarcelada el 10 de diciembre, fue una de las personas beneficiadas con la medida y que ya “ha habido otros liberados”.Jacobson añadió que esto se corresponde con una “decisión soberana” de Cuba, que no forma parte de la negociación bilateral que condujo al restablecimiento de las relaciones, rotas desde hacía más de medio siglo.

Durante su alocución del 17 de diciembre, el presidente cubano Raúl Castro informó que su Gobierno liberaría a un grupo de reclusos por los cuales Washington “había mostrado interés”, sin especificar tampoco sus nombres, e insistió en que esta decisión fue tomada “de manera unilateral, como es nuestra práctica y en estricto apego a nuestro ordenamiento legal”. Ese mismo día, Castro se refirió a la liberación del contratista estadounidense Alan Gross, quien había purgado cinco años de prisión en La Habana bajo cargos de espionaje, y al regreso a la isla de tres de los cinco agentes cubanos pertenecientes a la red Avispa -conocidos en Cuba como “los cinco héroes”- que hace 16 años recibieron condenas en Estados Unidos que oscilaban entre 15 años de prisión y cadena perpetua.

El Departamento de Estado ha reiterado su anuncio luego de que el senador republicano de origen cubano, Marco Rubio, enviara este martes una carta al presidente Barack Obama donde le exhortaba a cancelar las conversaciones bilaterales previstas para este mes en La Habana hasta que Cuba cumpla con su compromiso de liberar a los 53 prisioneros políticos. Según lo previsto, a finales de mes viajará a La Habana una misión de funcionarios estadounidenses de alto nivel, encabezada por la secretaria de Estado adjunta, Roberta Jacobson, para sostener una nueva ronda del diálogo migratorio que se reanudó en 2013 entre ambos países,. La portavoz Jen Psaki ha señalado que este viaje supondrá también “una oportunidad de hablar directamente sobre asuntos de derechos humanos”.

Más información