Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La revuelta violenta en Burkina Faso atrapa a siete trabajadores españoles

Los expatriados están atrincherados en una mina al norte del país a la espera de rescate

Una image de este viernes de los alteracados en Uagadugú, la capital del país.
Una image de este viernes de los alteracados en Uagadugú, la capital del país. EFE

Los altercados violentos que se están viviendo en Bukina Faso han atrapado a siete trabajadores españoles de una mina de manganeso en Tambao, al norte de este país africano, según han informado en fuentes del Ministerio de Exteriores. Los españoles, que trabajan para la empresa granadina Parquigran que a su vez forma parte de un proyecto internacional, están refugiados en el interior de las instalaciones a la espera de ser rescatados ya que temen sufrir un ataque de los grupos violentos que hay en la zona. El primer plan de evacuación, que estaba previsto para este viernes, se frustró por el recrudecimiento de una revuelta que ha acabado provocando el derrocamiento del presidente, Blaise Compaoré, según ha informado a Efe un portavoz de la empresa. Se da la circunstancia de que el Gobierno expulsado era el principal valedor de un yacimiento que no contaba con el apoyo de la población local.

Según detalla Parquigran, seis de los trabajadores son granadinos y el otro es gallego. Se trata de ingenieros y operarios de la mina. La compañía está en contacto con las embajadas de Niamey, capital de Níger, y Abiyán, en Costa de Marfil, para organizar el rescate. La embajada asignada a Burkina Faso es la de Abiyán, aunque esta está ubicada a 2.000 kilómetros de Tambao y, según la empresa, no cuenta con recursos técnicos para evacuar a los trabajadores. Aunque la compañía ha tratado de evacuar a los trabajadores por aire, ninguna compañía privada quiere volar a una zona en conflicto. Sin embargo, la decisión del nuevo Gobierno dirigido por el teniente coronel Yacouba Isaac Zida de reabrir las fronteras aéreas podría llevarlas a recuperar estos planes.

Los refugiados, que están en el campamento de la mina, están atrincherados con otros siete trabajadores de Francia, Inglaterra y Australia. Están siendo custodiados por 15 personas de la seguridad privada contratada previamente pero que carecen de armas para abortar un posible ataque. "Están bien y estamos en permanente contacto con ellos", han añadido en fuentes de Exteriores antes de destacar que el conflicto "se está estabilizando", aunque conceden que esta situación puede cambiar en cualquier momento.

“Los compañeros nos contaron que ayer vieron un camión cargado de personas que intentaba huir de la zona a los que ametrallaron, en un suceso que se saldó con diecisiete muertos”, ha explicado a Efe Raúl Romero, uno de los responsables de Parquigran.

La mina, a 400 kilómetros y ocho horas de trayecto de la capital de Burkina Faso, se encuentra en una zona conflictiva con fuerte presencia de talibanes. La región también está controlada por los tuaregs, que consideraron un ataque la explotación del yacimiento minero aprobado por el Gobierno del ya depuesto Compaoré hace apenas seis meses. La empresa elegida para construir y gestionar la mina, Timis Corporation, calcula que tiene unas reservas de 100 millones de toneladas de manganeso, mineral necesario para producir acero, lo que la sitúa como la más grande del mundo.

"Existe un alto riesgo de que tomen el campamento, es un infierno. Se trata de gente que se ha ido a buscarse la vida porque tenían aquí situaciones desesperadas y allí un trabajo y parece que si les pegan diez tiros, que se los peguen", ha lamentado Romero. Según ha comentado a Efe, esta mañana ha hablado con los refugiados de la mina, que han pasado la noche "atrincherados, con miedo y sin dormir".

Romero ha halagado la disposición y el trabajo del cónsul de Abiyán y de los responsables en Malí y Níger, que han ofrecido un salvoconducto a los trabajadores para salir si logran llegar a su frontera, y apunta una posible actuación militar desde una base francesa ubicada en Gao, a media hora de vuelo, sin que se haya avanzado la posibilidad de acometerla o cuándo.

La colonia española en el país alcanza el centenar, según el Ministerio de Exteriores, que añade que todos ellos se encuentran bien. En sus recomendaciones, actualizadas el pasado viernes, Exteriores desaconseja el viaje bajo cualquier circunstancia y se recomienda a los españoles que se encuentren en el país que extremen las precauciones y eviten desplazamientos innecesarios.