Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un rehén del Estado Islámico, a sus padres: “Tengo miedo a morir”

La familia del estadounidense Kassig difunde una misiva escrita durante su cautiverio

En busca de rehenes del EI ATLAS

Los padres del estadounidense Peter Kassig, un veterano del Ejército que se trasladó a Oriente Próximo para ayudar a los refugiados y que fue secuestrado por el grupo extremista suní Estado Islámico, han publicado este domingo una carta que les escribió durante su cautiverio en la que asegura que teme morir pero que está convencido con sus creencias, después de haberse convertido al Islam.

Los padres de Kassig, Ed y Paula, han solicitado que se respete el nombre que ha adoptado, Abdul Rahman Kassig, agregando que varios amigos suyos han asegurado que su acercamiento al Islam comenzó antes de ser secuestrado. Kassig se convirtió entre octubre y diciembre de 2013 tras compartir celda con un musulmán sirio devoto, según reza el comunicado divulgado por la familia.

Citando una carta que escribió en junio, los padres de Kassig han afirmado que reza cinco veces al día y que se toma en serio las prácticas religiosas, incluyendo la adopción de un nuevo nombre. "Consideramos esto como parte del largo camino espiritual de nuestro hijo", han agregado.

El estadounidense Kassig, cerca de la frontera siria ampliar foto
El estadounidense Kassig, cerca de la frontera siria AFP

En las partes de la carta que han sido hechas públicas, Kassig da las gracias a sus padres y dice que no fue fácil educarle. "Obviamente estoy bastante asustado ante la posibilidad de morir, pero la peor parte es no saber, desear y saber si hay esperanza", escribió.

"Si muero, creo que al menos vosotros y yo podemos buscar refugio y consuelo sabiendo que salí como resultado de un intento de aliviar el sufrimiento y ayudar a aquellos que atravesaban momentos de necesidad", agregó. En su carta, Kassig subrayó que se encuentra "en una situación dogmática complicada, pero a gusto con sus creencias".

Los padres de Kassig publicaron el sábado un vídeo en el que piden clemencia a sus captores y la puesta en libertad de su hijo. "Imploramos a sus captores que muestren clemencia y utilicen su poder para dejar ir a nuestro hijo", afirmaron.

Kassig, de 26 años, viajó a Oriente Próximo hace años como soldado estadounidense aunque después de retirarse por motivos médicos, decidió regresar como trabajador médico con el objetivo de ayudar a los afectados por la guerra. Los padres de Kassig detallan que su hijo trabajaba en una organzación humanitaria que él mismo fundó, Special Emergency Reponse and Assistance, cuando fue capturado de camino a Deir Ezzor, en el este de Siria, hace un año.

Peter Kassig fue identificado en el vídeo publicado el viernes por Estado Islámico, en el que supuestamente decapita al cooperante británico Alan Henning, un taxista con dos hijos que había viajado a Siria para realizar tareas humanitarias. En las imágenes se ve a Kassig junto a un hombre vestido de negro, que amenaza con ejecutarle si Reino Unido y Estados Unidos continúan atacando y bombardeando las posiciones de la milicia suní en Irak y Siria. Los yihadistas han difundido vídeos del asesinato de los periodistas estadounidenses James Foley y Steven Sotloff y del cooperante británico David Haines. El ciudadano francés Hervé Gourdel fue decapitado a finales de septiembre por un grupo radical afín al EI en el norte de Argelia.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >