Francia muestra a Estados Unidos su peso propio en la batalla contra el EI

París organiza este martes una conferencia internacional sobre Irak con 26 países

El presidente del Kurdistán iraquí, Masud Barzani (izquierda), da la bienvenida al presidente, François Hollande, ayer en Erbil
El presidente del Kurdistán iraquí, Masud Barzani (izquierda), da la bienvenida al presidente, François Hollande, ayer en ErbilMOHAMMED MESSARA (efe)

El presidente francés, François Hollande, ha organizado en París para este lunes una conferencia internacional sobre “la paz y la seguridad” en Irak, en un nuevo y significativo gesto para mostrar ante el mundo, y especialmente ante Estados Unidos, que Francia quiere jugar su propio y preponderante papel en la batalla contra el Estado Islámico (EI). Hollande ha convocado al presidente iraquí, el kurdo Fuad Massum, y a 26 ministros de Exteriores de países decididos a aportar su colaboración en este conflicto, aunque no todos lo hagan en el terreno militar.

A la cita de París acuden los representantes de los cinco países miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU, incluido John Kerry por parte estadounidense, además de ministros de países vecinos de Irak y Siria. Fuentes del Gobierno francés señalaron a este periódico que no acudirá Irán “por las suspicacias” de Arabia Saudía y EE UU.

Entre los objetivos del encuentro, esas fuentes citan la creación del marco adecuado para coordinar los esfuerzos de cada país, incluido el financiero; la concreción de las fórmulas en las acciones militares, y la gestión de los apoyos a Irak para que disponga de unas fuerzas operativas bien dotadas de armamento. A la cita también acuden representantes de la ONU, la UE y la Liga Árabe.

Más información

Francia, que no participó en la invasión de Irak en 2003, quiere dejar claro con esta nueva iniciativa “su compromiso rotundo” con Bagdad, “dentro de un marco internacional, y especialmente europeo”, aseguran las fuentes oficiales. París asume que su papel es “complementario” y que EE UU, que bombardea a los yihadistas del EI desde el 8 de agosto, tiene un protagonismo obvio e indiscutible. Pero Francia pretende también poner de relieve que esta no es solo una operación de Washington y que quiere jugar en primera línea.

Fue Francia el primer país europeo en entregar en julio armas a los kurdos iraquíes para defenderse del EI. Ya ha hecho cuatro entregas, sobre todo de ametralladoras pesadas. El pasado viernes, Hollande fue el primer jefe de Estado en visitar Bagdad y, después, Ervil, la capital kurda. Allí prometió más ayuda militar directa. Una decena de cazabombardeos Rafale de la base francesa de Al-Dhafra (Abu Dabi) están listos para bombarderar posiciones yihadistas. Pero el Gobierno francés ya ha advertido que elegirá sus propios objetivos basándose en las informaciones de sus servicios de información, aunque lo haga en coordinación con EE UU.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

Aunque París cree disponer de cobertura legal internacional para las acciones militares –porque el Gobierno iraquí lo ha pedido, y probablemente lo repita este lunes en la capital francesa-, cree “más conveniente” que haya resoluciones al respecto de la ONU. Además, Francia está especialmente en guardia ante la posibilidad de que miembros de la coalición –EE UU- ataque objetivos en Siria, una opción en la que París no quiere verse involucrado.

Para explicar su protagonismo, fuentes del Gobierno recuerdan su especial implicación militar frente a los yihadistas en el subSáhara –operaciones en Mali y República Centroafricana con la participación actual de 3.000 soldados- y la inclusión de extremistas franceses en grupos yihadistas: 946 han viajado a Siria y 349 se han convertido en combatientes, de los que 37 han muerto, según datos oficiales de medidos de agosto. En enero, 70 de ese grupo eran mujeres. En agosto ya eran 175. Y 40, menores.

Sobre la firma

Carlos Yárnoz

Es Defensor del Lector, llegó a EL PAÍS en 1983 y ha sido jefe de Política, subdirector o corresponsal en Bruselas y París. El periodismo y Europa son sus prioridades. Como es periodista, siempre ha defendido a los lectores. Ahora, oficialmente.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción