Humala defiende ante Peña Nieto sus reformas para reactivar la economía

El presidente peruano firma 10 acuerdos de cooperación con su homólogo mexicano

Los presidentes de Perú y México en una ceremonia en el DF.
Los presidentes de Perú y México en una ceremonia en el DF.J.M (EFE)

El presidente de Perú, Ollanta Humala, comenzó la mañana de este jueves una visita oficial a México, donde defendió el paquete de medidas que su Gobierno está tratando de emprender en medio de varias críticas. Eligió un buen escenario. Lo hizo en Palacio Nacional, el imponente edificio donde se encuentra el despacho de Enrique Peña Nieto, su homólogo mexicano, que en dos años ha marcado el destino de su sexenio con una agenda reformista que le ha generado críticas en el país y reconocimientos en el extranjero. La visita oficial del mandatario peruano confirma la buena salud de la relación entre ambas naciones, que han firmado una serie de acuerdos sobre seguridad, comercio, turismo y salud. Es el tercer encuentro entre ambos mandatarios en menos de tres meses.

Humala rompió el protocolo. Llamó a su homólogo “Enrique, querido hermano” aprovechando que, momentos antes, el mexicano había señalado que la relación entre ambos países “pasa por uno de sus mejores momentos”. No era una declaración protocolaria. Perú se ha convertido en un apetitoso destino para las inversiones mexicanas, que hasta el mes de marzo alcanzaron los 14.000 millones de dólares. Es el segundo país de América Latina y el Caribe donde más invierte el empresariado azteca. No es extraño. El Gobierno peruano ha logrado un crecimiento económico que ha variado entre el 5 y el 8% durante 56 meses continuos, impulsado por los altos precios de los minerales.

Ahora una desaceleración amenaza el hito logrado por Humala. “El ciclo dorado de los altos precios de los minerales se está reacomodando”, dijo el mandatario peruano momentos antes de una comida organizada en su honor. “Asia está replanteando sus niveles de crecimiento. China, particularmente. Europa está con un crecimiento mínimo. América Latina no es la excepción, el panorama no es muy halagüeño”, confesó el presidente, que ha visto en abril el menor crecimiento de la producción (2%) en un lustro y la reducción de la inversión privada, que pasó del 12% en 2012 al 1,6% a finales del 2013.

Más información

Hace unas semanas Humala envió al Congreso una serie de reformas para reactivar la economía. El paquete ha sido criticado, entre otras cosas, porque disminuye las sanciones a los daños al medio ambiente y condona la deuda tributaria de 180.000 contribuyentes. Peña Nieto ha reconocido el papel reformador que se ha emprendido en Perú. “Bajo su liderazgo se han logrado cambios de fondo en sectores estratégicos como la educación superior, la salud y el sistema de pensiones. Los mexicanos también hemos optado por la ruta reformista”, señaló.

Los presidentes aseguraron que una relación estratégica entre ambos países les ayudará a sortear un escenario económico adverso. El comercio entre ambos países apenas rebasa los 2.000 millones de dólares, aunque ha crecido un 20% en los últimos doce meses. Esto coloca a Perú en el sexto lugar de socios comerciales de México en Latinoamérica. “No es suficiente”, ha señalado Humala, y adelantó intercambios en las industrias del agro, el turismo y la salud. “Tenemos que ocupar esos espacios para fortalecer el comercio internacional”, señaló.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

El tema económico no acaparó la reunión entre ambos mandatarios. Cuatro de los diez documentos que se han firmado esta tarde tienen que ver con seguridad. “Queremos darle más tranquilidad a la población”, dijo el presidente peruano. Los acuerdos firmados dibujan la creación de un grupo de alto nivel que trabajará, según Peña Nieto, para “combatir el crimen organizado trasnacional”. Ambos firmaron documentos para que haya un libre intercambio de información sobre delincuentes y grupos del narcotráfico. La ceremonia se realizó frente a una pequeña comitiva formada por embajadores de otros países sudamericanos y varios ministros de Estado, entre los que se encontraba la plana mayor de los encargados de seguridad mexicanos: los secretarios de Defensa y Marina, el fiscal general y el encargado de los servicios de inteligencia.

México y Perú conforman junto con Chile y Colombia la Alianza del Pacífico, un bloque surgido en 2011 que compite por el liderazgo en América Latina con Mercosur (Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay y Venezuela). Las perspectivas económicas de los grandes organismos, como el Fondo Monetario Internacional (FMI), prometen mejores tiempos para la alianza que crecerá el 4% este año frente al 1% del grupo liderado por Brasil. Peña Nieto ha felicitado a Humala por la calificación A3 que la agencia calificadora Moody’s ha dado a Perú. “Tres de los cuatro miembros de la Alianza tienen una categoría A”, dijo el mexicano. En América Latina solo Chile tiene una nota superior a la peruana.

Los presidentes volverán a coincidir antes de que finalice el 2014 en la vigésima conferencia sobre cambio climático, la COP 20, que se celebrará en Lima el mes de diciembre.

Sobre la firma

Luis Pablo Beauregard

Es uno de los corresponsales de EL PAÍS en EE UU, donde cubre migración, cambio climático, cultura y política. Antes se desempeñó como redactor jefe del diario en la redacción de Ciudad de México, de donde es originario. Estudió Comunicación en la Universidad Iberoamericana y el Máster de Periodismo de EL PAÍS. Vive en Los Ángeles, California.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción