Israel refuerza su frontera con Gaza

Nuevos disturbios en Jerusalén entre palestinos y soldados Aumentan los lanzamientos de cohetes desde la franja y los bombardeos sobre ella

Disturbios en Jerusalén tras el asesinato de un palestino.(reuters_live)

Israel reforzó este jueves con un despliegue que incluye tanques sus fuerzas militares a lo largo de la frontera con Gaza ante la escalada de violencia en la franja palestina y el sur de Israel. El bucle de lanzamiento de cohetes por parte de las milicias desde la franja y respuesta aérea del Ejército israelí se ha agravado durante la búsqueda de los tres jóvenes judíos secuestrados y hallados muertos el pasado lunes.

Ante el notable aumento de los ataques palestinos con cohetes —está en números insólitos desde noviembre de 2012, durante la última gran operación militar israelí, Pilar Defensivo—, el Ejército realizó este jueves lo que definió como un despliegue “preventivo”, “limitado”, que puede ser el primer paso para una ofensiva de calado o un mensaje de advertencia a Hamás, a quien el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, acusa directamente del triple asesinato.

El blindaje del sur incluye tanques y personal de infantería, pero por el momento queda “descartada” una incursión terrestre, indicaron fuentes militares. El teniente coronel Peter Lerner, portavoz del Ejército israelí, explicó que “Israel está interesado en restaurar la tranquilidad” en la frontera y que “la calma será respondida con calma” si los islamistas deciden frenar los cohetes. Desde la desaparición de los tres adolescentes israelíes y el consiguiente rastreo, los cohetes se han incrementado. En lo que va de años, los palestinos han lanzado 362 —parte de los cuales fueron interceptados por el sistema de defensa antiaérea—, lo que supone casi cuadriplicar los contabilizados en 2013. El alto el fuego acordado entre Israel y Hamás a finales de 2012, con mediación de Egipto, había contenido estas réplicas y contrarréplicas.

Más información

Fue el lunes cuando, según el Ejército, Hamás retomó el lanzamiento de proyectiles desde Gaza. En los dos últimos años los ataques eran obra de otros grupos, como Yihad Islámica o los Comités de Resistencia Popular. Ahora el Movimiento de Resistencia Islámico Hamás está “directamente implicado”, más allá de su “responsabilidad por no controlar a los extremistas” en la franja. De ahí también el interés de Israel en enseñar los dientes. Portavoces de las Brigadas Ezzedin Al Qassam, brazo armado de Hamás, comparecieron en Gaza para avisar de que “cualquier movimiento imprudente de los líderes de Israel” hará que ataquen “nuevos objetivos” israelíes.

Tres de los 30 cohetes lanzados este jueves impactaron en zonas residenciales de Sderot (21.000 habitantes), al sur de Israel. Una de las casas servía de guardería. La profesora y sus alumnos lograron llegar al refugio al sonar las sirenas. Los proyectiles no explotaron y por eso el daño fue menor. Israel respondió con una quincena de bombardeos sobre objetivos calificados como “terroristas”: puntos de lanzacohetes, campos de formación y silos de armas. Pese a ello, 11 personas (incluidos tres civiles) sufrieron heridas, según las autoridades gazatíes. La ONU condenó los cohetes y también el “exceso de actos de represalia” de Israel.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites

Suscríbete aquí

En Jerusalén, a la espera del entierro de Mohamed Abu Jadair —el menor palestino asesinado el miércoles en un caso que se investiga como posible venganza a la muerte de los tres muchachos israelíes— los disturbios entre manifestantes árabes y policías israelíes causaron en 24 horas unos 200 heridos, todos leves, según la Media Luna Roja. La familia Jadair pidió la asistencia de un forense palestino para tener un diagnóstico independiente al de los profesionales israelíes. Los análisis se han ido retrasando, por lo que su entierro estaba previsto para la madrugada de este viernes. Aún no han trascendido las conclusiones sobre las causas de su muerte.

Varios soldados israelíes han sido sancionados, además, por sumarse a una campaña de Facebook en la que colgaron fotos con lemas en los que pedían “venganza” y “muerte al árabe” en memoria de sus compatriotas secuestrados y muertos.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50