Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Ejército iraquí lanza una fuerte ofensiva para recuperar Tikrit

Entre las víctimas del operativo figura el jefe militar de los rebeldes Abu Abdel Hadi

El general Qasem Ata, en rueda de prensa, este sábado.rn Ampliar foto
El general Qasem Ata, en rueda de prensa, este sábado. AFP

El Ejército iraquí, apoyado por helicópteros de combate y francontiradores en el terreno, ha intensificado su ofensiva contra los insurgentes suníes en la provincia de Saladino, al norte de Bagdad, sobre todo en las ciudades de Tikrit, cuna de Sadam Husein, y Samarra. Bagdad afirma haber matado a decenas de yihadistas del Estado Islámico de Irak y el Levante (EIIL) en el operativo, según han informado este sábado fuentes oficiales. Las dos ciudades están de camino desde la refinería de Baiji, uno de los principales botines añorados por los yihaditas, y la capital iraquí.

En concreto, en Samarra, a unos 40 kilómetros al sur de Tikrit, el portavoz de las Fuerzas Armadas, el general Qasem Ata, ha afirmado en una rueda de prensa en Bagdad que 39 terroristas fueron abatidos. Entre ellos figura el jefe militar de los rebeldes en el norte de Tikrit, identificado como Abu Abdel Hadi, ha señalado Ata, que, no ha dado datos sobre las bajas en las filas del Ejército. La televisión estatal ha informado de que las fuerzas iraquíes controlan la totalidad de Tikrit.

En la ofensiva participan tanques y blindados apoyados por la aviación iraquí, que está atacando lugares donde se encuentran los extremistas, así como su armamento y sus vehículos. Las operaciones también prosiguen en la provincia occidental de Al Anbar, feudo de los yihadistas radicales del EIIL.

Las fuerzas iraquíes llegaron, según las fuentes, a la zona de Makishifa, 12 kilómetros al norte de Samarra, en su camino hacia Tikrit. Una fuente del hospital público de Tikrit ha señalado que la ciudad es escenario de bombardeos violentos con aviones y artillería desde la pasada madrugada contra la mayoría de sus barrios, especialmente en el norte, que han causado un número indeterminado de víctimas.

Además, las fuerzas de seguridad mataron a Ahmed Jaled Ibrahim, líder de una milicia de partidarios del difunto dictador Sadam Husein, y a cinco de sus ayudantes en la zona de Mansuria al Yabal, 40 kilómetros al este de Baquba, capital de la provincia oriental de Diyala.

Irak se encuentra inmerso en una grave crisis desatada por el avance de grupos insurgentes encabezados por el EIIL, que el pasado día 10 se hizo con el control de Mosul, la segunda ciudad del país, y desde allí ha progresado por otras zonas del norte y el centro.

Más información