Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los distintos caminos para alcanzar la paz en Colombia enfrentan a los candidatos

Juan Manuel Santos lanza una ofensiva contra el aspirante uribista en el primer debate televisado

Dos sondeos ponen por delante al presidente, uno al opositor y otro prevé un resultado igualado

Santos y Zuluaga, durante el debate.
Santos y Zuluaga, durante el debate.

El proceso de paz con la guerrilla de las FARC protagonizó la noche del jueves el primer cara a cara televisado entre los aspirantes a presidir Colombia, el mandatario Juan Manuel Santos y el candidato Óscar Iván Zuluaga. Se les preguntó a ambos si se comprometían a no sabotear la fórmula de su contrincante para terminar el conflicto en caso de perder las elecciones y sus respuestas quedaron en el aire.

Aunque Santos y Zuluaga evitaron contestar directamente, sí mostraron las grandes diferencias que tienen frente a lo que cada cual considera que es el mejor camino para buscar la paz en Colombia. Un Santos a la ofensiva sugirió que su rival no “sabía del tema de la paz”, porque ha atacado desde el inicio la negociación que adelanta con las FARC en La Habana y ha negado que exista un conflicto armado interno en Colombia. Le recordó incluso que siendo ministro de Hacienda había entorpecido un proyecto de ley para reparar a las víctimas.

Hace tres días, el candidato uribista dijo en una entrevista al portal político La Silla Vacía, que no había “un conflicto sino una amenaza terrorista”, argumento que aprovechó Santos para sugerir que Zuluaga, en una eventual negociación con la insurgencia, no reconocería las víctimas de la violencia que sacude al país desde hace 50 años. “Si uno no reconoce el conflicto armado interno, no reconoce las víctimas de un plumazo. Se negó a reconocer a las víctimas cuando fue ministro de Hacienda porque costaban mucho, como si el dolor de un hijo se pueda medir en pesos”, dijo el mandatario.

Un Zuluaga molesto insistió en que le apuesta a una paz negociada pero basada en condiciones. “Aquí lo que tenemos que decidir es qué paz queremos, una paz sin condiciones como lo ha planteado el actual Gobierno, o una con condiciones”, dijo refiriéndose a su posición frente a la salida negociada, que ha moderado en los últimos días producto de una alianza con el partido Conservador.

El candidato del Centro Democrático pasó de decir que suspendería los diálogos a seguir con ellos pero condicionando a que la guerrilla deje de reclutar, sembrar minas, de atentar contra la infraestructura económica, entre otras condiciones. “La paz tiene que interpretar el sentimiento de todos los colombianos y por eso hemos decidido evaluar lo que se ha negociado para informárselo al país”, dijo Zuluaga. Las elecciones se celebrarán el 15 de junio.

Después de este asalto vinieron temas como el paro, la justicia, la salud, las relaciones internacionales y la economía, en donde Santos mostró los avances de su Gobierno y aprovechó para cuestionar varias decisiones que tomó Zuluaga cuando fue ministro de Hacienda con Álvaro Uribe (2002-2010). “Le dio millonarias gabelas a los más ricos, y a los trabajadores le quitó las horas extras. Usted dejó un déficit de 19 billones de pesos que nos tocó tapar a nosotros”, señaló el presidente. Zuluaga entonces contraatacó diciéndole que el gobierno de Uribe le dejó una buena herencia y le criticó que su gobierno derrochara y no fuera austero. Por un momento la confrontación entre los candidatos se volvió una guerra de cifras. “No me conformo con las cifras actuales”, dijo Zuluaga y prometió que de llegar a la presidencia la economía del país crecerá a un 6 por ciento anual.

Otro aspecto que los enfrentó fue cuando Santos fustigó al uribismo, diciendo que su Gobierno sí ha respetado la justicia, trayendo a colación los escándalos de las interceptaciones ilegales que protagonizó el gobierno Uribe y en el que fueron espiados magistrados, periodistas y políticos opositores. “De la mano de los jueces y los magistrados estamos trabajando para que la justicia sea cada día mejor“, agregó el presidente. En este punto sobre justicia, ambos coincidieron en que hay que inyectarle más recursos, aunque Zuluaga insistió en que “la reforma que necesita Colombia es que acerque a los ciudadanos y sea eficiente”.

Los candidatos también se enfrentaron cuando Zuluaga dijo que en materia de relaciones exteriores era partidario de tener una mayor intervención en temas como la crisis política que vive Venezuela. “Voy a defender la carta democrática de la OEA donde están consagrados los valores de la libertad y la democracia… No voy a tener un silencio cómplice frente a las acciones de otros países que afecten a los ciudadanos colombianos”, dijo.

Santos, por su parte, insistió en que en política internacional opera la “prudencia” y que en su gobierno pasó de una inminente crisis con vecinos como Ecuador y Venezuela a tener unas relaciones de respeto y cooperación. “Pasamos de la vergüenza a la admiración”, dijo el mandatario que restableció relaciones con esos dos países una vez se posesionó en el cargo en 2010.

Este debate, que se transmitió por el canal privado Caracol, se dio solo unas horas después de que se conocieran las últimas encuestas. La que realizó la firma Datexco le da un pequeño respiro a Santos, ya que le sacó un poco más de 4 puntos a Zuluaga (41,9% contra 37,7%). Sin embargo, la que realizó Gallup, da un empate técnico: Zuluaga 48,7 y Santos 47,5. Otras dos que han salido este viernes difieren diametralmente en los resultados. En la que hizo Polimétrica, Santos le sacó a su rival 5 puntos, y en la otra, de Ipsos, el candidato uribista obtuvo una ventaja de 8 puntos.

Más información