Francia apoyará a Argentina para que pague a los acreedores del Club de París

El presidente de Francia asegura que hará todo lo posible para apoyar todos los trámites argentinos

François Hollande y Cristina Fernández en el Palacio del Elíseo
François Hollande y Cristina Fernández en el Palacio del Elíseo Chesnot (Getty Images)

El Gobierno de Argentina quiere pagar lo que debe a los 19 países que integran el Club de París. Ahora lo importante es cómo, cuándo y cuánto. El Club ha aceptado iniciar las negociaciones formales el 26 de mayo. A partir de ahí, Argentina y los 19 tendrán que ponerse de acuerdo sobre el monto de la deuda, estimada en torno a unos 9.500 millones de dólares, un tercio de las reservas de divisas disponibles en el Banco Central. También habrá que discutir sobre los plazos de cancelación, las formas y condiciones de pago, y cuál será el pago inicial. Pero, de entrada, la presidenta argentina, Cristina Fernández, ha conseguido este miércoles de su par francés, François Hollande, unas declaraciones de apoyo tras un encuentro privado en el Palacio del Elíseo. De momento son solo palabras. Pero hasta ayer, Argentina nunca contó con un respaldo público tan claro ante el Club de París.

“Esperamos que la Argentina salga de sus problemas financieros. Estamos haciendo todo lo posible para apoyar los trámites en el Club de París porque corresponde a los intereses de ambas naciones. A los de la Argentina y a los de Francia para incrementar el flujo comercial”, señaló Hollande.

En la última década ha habido varios intentos de alcanzar un acuerdo, pero casi siempre dieron al traste porque el Club se negó a aceptar una quita de la deuda. Alemania y Japón concentran casi el 60% de la deuda, según la agencia Reuters. El acuerdo le abriría a Argentina la posibilidad de acceder a créditos internacionales que alivien las pérdidas de divisas sufridas en el último año por el Banco Central.

El presidente francés se comprometió también a que su Gobierno apoye a Argentina en el litigio que mantiene contra los fondos de inversión que no aceptaron las quitas de la deuda contraídas por Argentina tras la crisis de 2001 y exigen cobrar en su totalidad el dinero que prestaron más los intereses. Son los llamados por Cristina Fernández “fondos buitres”. El 93% de los acreedores aceptaron el canje ofrecido por el Gobierno argentino, pero estos fondos prefirieron litigar.

De momento, la minigira de Cristina Fernández por Europa le está resultando provechosa. El lunes mantuvo casi tres horas de almuerzo en privado con el Papa y a la salida declaró que compartieron “un lenguaje común”. Y el miércoles, después de casi dos horas, con Hollande, el presidente francés declaró en conferencia de prensa: “Francia quiere que Argentina pueda salir de sus trances financieros y lo está logrando”. Son solo gestos y palabras. Pero nada desdeñables.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

Sobre la firma

Francisco Peregil

Es corresponsal para el Magreb desde 2015, con sede en Rabat. Antes ejerció desde Buenos Aires durante tres años como corresponsal para Sudamérica. Comenzó en EL PAÍS en 1989, después de trabajar varios meses en 'El Mundo'. Es autor de las novelas 'Era tan bella', –mención especial del jurado del Premio Nadal en 2000– y 'Manuela'.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS