Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Erdogan tilda de “operación sucia” la gran redada contra la corrupción

El primer ministro asegura que la operación buscaba perjudicar a su Gobierno

Cinco mandos policiales son destituidos

El alcalde del distrito de Fatih, en Estambul, el islamista Mustafá Demir (centro), escoltado por la policía.
El alcalde del distrito de Fatih, en Estambul, el islamista Mustafá Demir (centro), escoltado por la policía. AFP

El primer ministro turco Erdogan ha tachado de "operación sucia" contra su Gobierno la macroredada desarrollada este martes contra la corrupción en la que fueron arrestadas al menos 52 personas — incluidos los hijos de los ministros de Interior, Economía y Planificación Urbanística — y la ha vinculado con las protestas ciudadanas del pasado verano. "Mientras luchamos para colocar a Turquía entre los diez mejores países del mundo, algunos están esforzándose para frenar nuestro rápido crecimiento", ha dicho Erdogan en rueda de prensa. El primer ministro no ha señalado a ningún individuo o grupo, pero ha apuntado que hay personas "en el extranjero" con "extensiones" en Turquía.

Además, cinco comisarios de la Policía han sido destituidos de sus cargos este miércoles, ha informado la agencia de noticias turca Dogan. Sin identificar sus fuentes, la agencia ha informado del cese de los jefes de cinco departamentos de la Policía en Estambul, incluidas las unidades contra el crimen financiero, el crimen organizado y el contrabando. Erdogan ha asegurado que los mandos policiales han sido apartados por abuso de autoridad. La Policía no ha querido pronunciarse sobre esta información.

Los comentaristas turcos han vinculado la operación del martes con el poderoso clérigo asentado en Estados Unidos Fetullah Gülen, cuyos seguidores tienen puestos importantes en instituciones que van desde la Policía a los servicios secretos, el sistema judicial y el partido del primer ministro, Recep Tayyip Erdogan, el Partido Justicia y Desarrollo (AKP).

Gulen ha contribuido a la victoria del AKP en las tres últimas elecciones celebradas desde 2002 pero las diferencias con el primer ministro surgidas en las últimas semanas podrían poner fin su respaldo al Ejecutivo ante los próximos comicios.

El viceprimer ministro, Bulent Arinc, ha aclarado este miércoles que las dudas del Gobierno sobre el trasfondo de la operación anticorrupción no tienen nada que ver con Fulen y su entorno. En este sentido, ha subrayado que es "incorrecto" establecer este tipo de vínculos y ha afirmado que no quiere crear ninguna "confrontación" con los simpatizantes del clérigo.

Más información