Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Lula alaba a Camila Vallejo en su visita a Chile

El expresidente dice que la comunista “representa un pensamiento nuevo para la política latinoamericana”

Lula y Camila Vallejo charlan en un acto de la CEPAL.
Lula y Camila Vallejo charlan en un acto de la CEPAL. EFE

El expresidente de Brasil Luiz Inacio Lula da Silva, que este martes inició una visita de dos días a Santiago, ha alabado a la antigua líder de los estudiantes chilenos Camila Vallejo, que hace diez días fue electa diputada por el Partido Comunista. “Representa un pensamiento nuevo para la política latinoamericana”, ha señalado el exmandatario en una conferencia ofrecida este miércoles en la sede de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL).

Lula ha recordado que, en 2011, en medio de las protestas de los estudiantes chilenos, Vallejo viajó a Brasilia y lo invitó a Santiago. En tono de broma, sin embargo, ha explicado que no pudo aceptar la oferta para evitar problemas diplomáticos. Los invitados, entre los que se contaba la propia geógrafa de 25 años, han celebrado la broma de Lula, que ha presumido de su labia y buen humor.

El exmandatario llegó a la capital chilena para participar en el seminario Desarrollo e integración de América Latina, donde también ha intervenido el expresidente chileno Ricardo Lagos. Después del encuentro, Lula ha conversado con Vallejo y con la comunista Bárbara Figueroa, presidenta del sindicato más grande de Chile, la Central Unitaria de Trabajadores (CUT).

El brasileño ha mostrado una preocupación especial por los temas de educación. El martes por la noche, la candidata Michelle Bachelet organizó en su honor una cena en su cuartel general, donde Lula explicó al detalle el modelo de educación superior de Brasil. De acuerdo con los medios locales, el expresidente conversó con la socialista sobre la educación gratuita, una de las reformas clave de la candidata para su eventual segundo mandato. También hablaron sobre las protestas de 2011, que para algunos expertos guarda similitudes importantes con las revueltas de junio en distintas ciudades brasileñas.

“Son expresiones de descontento de ciudadanos menos preocupados por la situación económica y mucho más exigentes en cuanto a lo que quieren del Estado y del sistema político”, señaló en julio Michael Reid, editor de América Latina de The Economist.

Poco antes de la recepción de camaradería, Lula ofreció una rueda de prensa conjunta con Bachelet. En ella reiteró su apoyo a la candidatura presidencial de la socialista, que el próximo 15 de diciembre deberá medirse en segunda vuelta con la abanderada de la derecha, Evelyn Matthei. “Yo tengo la certeza de que el pueblo chileno sabrá escoger a la persona que tenga más compromiso en promover este país”, señaló el expresidente, que antes de la primera vuelta grabó un vídeo para respaldar la postulación de la exdirectora de ONU Mujeres.

No ha sido la única ocasión en que Lula toma posición en una carrera presidencial latinoamericana. El pasado mes de abril entregó su apoyo al candidato chavista de Venezuela, Nicolás Maduro, también a través de un vídeo.

La visita de Lula a Chile ha sido vista por los analistas locales como un intento de Brasil por recuperar la cercanía que ambos países alcanzaron durante el primer mandato de Bachelet (2006-2010). La Administración de Piñera ha privilegiado los vínculos con la Alianza del Pacífico, el bloque comercial y político que componen México, Colombia, Perú y Chile. La médico socialista, sin embargo, pretende reforzar las relaciones con Brasil y Argentina si llega a La Moneda, tal y como señala en su programa de gobierno: “Valoramos los esfuerzos de integración en la Alianza del Pacífico pero nos abocaremos a orientar nuestra participación en esta iniciativa en una perspectiva no excluyente o antagónica con otros proyectos de integración existentes en la región en los que Chile también participa”.