Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Wikileaks pide a Garzón que asesore a Snowden

A través de Wikileaks, el exjuez afirma que quiere preservar los derechos del exasesor

Julian Assange y Baltasar Garzon, en la Embajada de Ecuador en Londres.
Julian Assange y Baltasar Garzon, en la Embajada de Ecuador en Londres.

Wikileaks ha pedido al exjuez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón que, al igual que hizo con Julian Assange, se encargue de coordinar al equipo de abogados de Edward Snowden, el exanalista de la CIA que denunció el espionaje masivo de EEUU y Reino Unido y al que están ayudando. Según fuentes de ese equipo consultadas por EL PAÍS, el exmagistrado aún no ha aceptado el encargo, a la espera de hablar con Snowden y conocer bien el caso.

Un comunicado de Wikileaks da por hecho que Garzón se incorpora, citando palabras del exmagistrado. "El equipo de Wikileaks y yo estamos interesados", asegura el actual director legal de la organización y abogado de Julian Assange, "en preservar sus derechos y protegerle como persona. Lo que se le ha hecho al exanalista de la CIA y a Julian Assange -por realizar o facilitar revelaciones de interés público- es un asalto al pueblo".

El fundador de Wikileaks solicitó a Garzón que coordinara su defensa en julio del pasado año y este aceptó tras reunirse con él en la embajada de Ecuador en Londres, donde lleva un año recluido, el pasado 19 de julio. El exjuez asumió la tarea pro bono. "Creo en su inocencia y en su causa. Para mí es evidente que la petición desde Suecia [le reclaman por denuncias de violación y abusos sexuales] es la excusa para juzgarle en EE UU por revelar informaciones que afectan a las instituciones norteamericanas en un proceso similar a los que se están produciendo desgraciadamente en el área de terrorismo. La fiabilidad de ese juicio es nula. Assange no tendría un juicio justo en EE UU porque no sería un juicio por hechos delictivos reales, sino una pura represalia política por las informaciones que dio. Si no le conceden el asilo, pediremos en los tribunales internacionales que se garanticen sus derechos", declaró en una entrevista a El País el 5 de agosto del año pasado.

Por su parte, el ex magistrado ha llevado al Tribunal Europeo de Derechos Humanos una demanda contra la sentencia del Tribunal Supremo que le inhabilitó durante 11 años por las escuchas del caso Gürtel.

Más información