Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La emigración desde México a EE UU aumentará en los próximos años

La economía en ambos países, así como la reforma migratoria en EE UU, determinarán la emigración desde México

Un trabajador agrícola en el Estado de Georgia. El 70% de los mexicanos que trabajan en EE UU desempeñan labores de menor cualificación.
Un trabajador agrícola en el Estado de Georgia. El 70% de los mexicanos que trabajan en EE UU desempeñan labores de menor cualificación. AP

Los flujos migratorios desde México a Estados Unidos pueden aumentar en los próximos años, pero nunca regresarán a las cifras récord de principios de este siglo, según un estudio presentado este jueves por el Instituto de Política Migratoria de Washington y el Banco de México. Los investigadores han considerado diversos factores que afectan a la inmigración, como el contexto económico de ambos países, la demanda de empleo y las medidas de seguridad aprobadas por Estados Unidos, para determinar el futuro flujo migratorio desde México hacia el norte.

Entre 230.000 y 330.000 mexicanos emigrarán cada año hacia EE UU en un futuro a corto plazo, según los autores del estudio, una cifra inferior a los 460.000 anuales de finales de los 90. Cerca de siete de cada diez serán además trabajadores, mientras que el resto del grupo estaría compuesto de dependientes -familiares y descendientes de aquellos que ya tienen un permiso para emigrar- así como estudiantes o profesionales becados para una estancia académica en el país.

Alejandrina Salcedo, investigadora del Banco de México, detalló que cualquiera de estas estimaciones debe ser abordada con un alto grado de incertidumbre, ya que la economía de ambos países, el crecimiento de la población mexicana, así como la reforma del sistema de inmigración que EE UU puede aprobar en las próximas semanas tendrá un claro impacto en futuro de la emigración.

“Lo que sí esperamos es que retomen una tendencia positiva y que sean más altos de los que se observaron durante la reciente crisis pero no que se recuperen hasta los niveles de los 90, algo claramente remota”, comentó Salcedo. Entre los factores que decidirán el número de personas que abandonen México está el contexto laboral de este país, los distintos niveles salariales, así como el crecimiento de su economía.

Es posible que cada vez haya más mexicanos más cualificados que vayan hacia EE UU"

El estudio basa sus predicciones en los niveles migratorios de las últimas décadas, entre las que se puede distinguir tres períodos claramente distinguidos: los años 90 cuando la migración aumentó considerablemente tras la crisis económica en México, en los años 1994 y 1995. “Fue uno de los mayores incentivos para salir del país y buscar una oportunidad en EE UU”, dice Salcedo.

Todo cambiaría en 2001, cuando las leyes de inmigración y el refuerzo de la seguridad en la frontera, especialmente en el área de California y Nuevo México, dificultaron la entrada de inmigrantes y su permanencia dentro del país. Ese segundo período terminaría en 2007, cuando la crisis económica destruyó las promesas de empleo en EE UU y consiguió que, hasta 2011, la migración descendiera año tras año, un cambio asociado “a la debilidad de la economía estadounidense”.

Entre las hipótesis que barajan los expertos, además de un aumento de la emigración desde México, está el cambio en las características de los emigrantes. “Es posible que cada vez haya más mexicanos más cualificados que vayan hacia EE UU porque se están demandando más y por motivaciones económicas”, añadió Salcedo.

La reforma migratoria de EE UU, que será planteada ante el Senado la próxima semana, podría introducir importantes novedades en cuanto al número de visados para trabajadores extranjeros en función de sus cualificaciones profesionales y académicas. La mejora de las condiciones económicas en México, así como la demanda de expertos y el aumento de visados para los más más cualificados, podría incentivar el desplazamiento de mexicanos especializados en diversas áreas.

Esto supondría un cambio de panorama con respecto a las últimas décadas, cuando el 70% de los trabajadores mexicanos en EE UU desempeñaban trabajos de menor cualificación, en la construcción y en el sector servicios. El impacto de la crisis económica en estos sectores habría contribuido también a un descenso de la emigración desde México en los últimos años.