Un juez del Supremo de Suecia defiende las filtraciones de Assange

Lindskog: la difusión de documentos secretos "fue buena para la sociedad y no debe ser castigada"

Assange, en el balcón de la Embajada de Ecuador en Londres en agosto.
Assange, en el balcón de la Embajada de Ecuador en Londres en agosto.REUTERS

Un juez del Tribunal Supremo de Suecia ha defendido públicamente a Julian Assange y a su web Wikileaks por filtrar centenares de miles de documentos clasificados que desnudaron la diplomacia estadounidense. “Creo con firmeza que la parte de la filtración fue buena para la sociedad y no debe ser castigada”, aseguró el miércoles por la noche el juez Stefan Lindskog durante la conferencia que ofreció en la Universidad de Adelaida (Australia).

Assange, de nacionalidad australiana, lleva diez meses refugiado en la embajada de Ecuador en Londres para evitar su extradición a Suecia, donde es sospechoso de delitos sexuales. El expirata informático teme que la petición de la justicia sueca esconda una posterior extradición a Estados Unidos, algo que las autoridades, expertos y juristas del país nórdico han negado por activa y por pasiva.

El juez, uno de los 16 miembros de la más alta instancia judicial del país, hizo una encendida defensa de la difusión de los documentos secretos. Las leyes suecas de libertad de prensa son muy garantistas. “Creo que se le considerará [a Assange] una persona que difundió algunos archivos de información clasificada en beneficio de la humanidad”, dijo el magistrado durante su intervención, que, según la web de la universidad, contaba con la colaboración de la Embajada sueca en Australia.

El juez recalcó que las restricciones de la legislación sueca a la entrega de un acusado a otro país son múltiples: “La extradición requiere que la ofensa (por la que se le reclama) sea delito en ambos países. Además, no se puede conceder por delitos militares o políticos”, detalló según informa ABC, la televisión pública de Australia.

Lindskog opinó en Australia con gran naturalidad sobre esa hipotética extradición aunque el caso Assange podría llegar hasta el tribunal al que pertenece. “En mi opinión, un Estado que se considere dañado y por tanto pide la extradición del presunto perseguidor no debería recibir ayuda”, aseguró. “Nunca debería ser un crimen revelar un crimen de Estado”, añadió y dio dos datos más: “Lo que es clasificado bajo la ley de Estados Unidos probablemente no lo está bajo la ley sueca. Y los enemigos de Estados Unidos pueden no serlo de Suecia”.

Estados Unidos no ha imputado formalmente a Assange hasta el momento aunque desde hace muchos meses se especula con que podría ser acusado de ayudar al enemigo. El soldado Bradley Manning, que está procesado por la justicia militar estadounidense, explicó el mes pasado al tribunal que dilucida las cuestiones previas antes del consejo de guerra que filtró los 250.000 documentos a Wikileaks para abrir un debate sobre la guerra de Irak. “Un noble motivo”, dijo Manning.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Lindskog, que no se refirió a las acusaciones de dos mujeres contra Assange --asunto por el que la fiscalía sueca le quiere interrogar al australiano--, sí se declaró partidario de que el sospechoso sea interrogado sobre el asunto en Londres.

Sobre la firma

Naiara Galarraga Gortázar

Es corresponsal de EL PAÍS en Brasil. Antes fue subjefa de la sección de Internacional, corresponsal de Migraciones, y enviada especial. Trabajó en las redacciones de Madrid, Bilbao y México. En un intervalo de su carrera en el diario, fue corresponsal en Jerusalén para Cuatro/CNN+. Es licenciada y máster en Periodismo (EL PAÍS/UAM).

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS