Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La OTAN pide disculpas por una matanza de civiles en Afganistán

Al menos 18 personas murieron en la operación que también mató a seis insurgentes

El general que lidera las tropas aliadas viaja al escenario de la matanza a ofrecer sus condolencias

La OTAN ha pedido disculpas por una matanza de civiles causada por un ataque aéreo esta semana en la provincia afgana de Logar. El jefe de las fuerzas de la OTAN en Afganistán, el general estadounidense John Allen, ha viajado a la provincia donde ocurrió la masacre "para reunirse con los jefes locales y con el público para presentar sus condolencias a las familias de las víctimas", según ha explicado este viernes un portavoz de la OTAN a France Presse.

Al menos 18 civiles —entre ellos cinco mujeres, siete niños y tres ancianos— murieron en una operación conjunta de tropas afganas y de la OTAN en la provincia de Logar, unos 30 kilómetros al sur de Kabul, según denunciaron autoridades policiales afganas y vecinos de la zona. Seis insurgentes fallecieron en el ataque, que fue lanzado contra dos casas del distrito de Baraki Barak.

La Fuerza de Asistencia a la Seguridad en Afganistán (ISAF, dirigida por la OTAN) ha confirmó en un primer momento que se llevó a cabo una operación en la zona, pero declaró no tener constancia de víctimas civiles, más allá de dos mujeres levemente heridas.

La ISAF indicó en un comunicado que las fuerzas afganas y de la coalición estaban llevando a cabo una operación para detener a un líder tribal y que durante la ofensiva las fuerzas fueron atacadas por los insurgentes. Los soldados respondieron al fuego y solicitaron apoyo aéreo.