Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La admisión de otro hijo da munición a los críticos del presidente de Paraguay

El exobispo se ve obligado a reconocer que tiene un segundo vástago, Ángel, de 10 años

La madre es la cuarta mujer que reclama al mandatario para que oficialice su paternidad

El presidente Lugo, la semana pasada.
El presidente Lugo, la semana pasada. AFP

El presidente de Paraguay, el exobispo católico Fernando Lugo, de 61 años, acaba de reconocer que tiene un segundo hijo. Es un varón llamado Ángel que tiene ahora diez años. Y una madre, enfermera de 42 años, que el lunes contó su historia en la prensa local. Oficializaba Narcisa Delacruz lo que es un secreto a voces en todo el país. Tanto que hasta el monseñor Zacarías, obispo en el estado vecino a donde Lugo ejerció su ministerio, sostiene que el asunto no merece un pronunciamiento de la Conferencia Episcopal paraguaya porque "ya se sabe que [Lugo] tiene muchos hijos".

La admisión de la paternidad es preciosa munición para los críticos de Lugo a menos de un año de las elecciones.

Este nuevo escándalo llega al final de mandato del presidente, que gobierna en minoría, y al que acecha el partido Colorado, que confía en regresar al poder que Lugo le arrebató en las urnas en 2008. Aquello fue una hazaña histórica porque el partido conservador gobernó el país durante seis décadas hasta hace cuatro años. Las próximas elecciones están previstas para abril de 2013. El presidente ha sobrevivido a un cáncer reciente del que fue tratado en Brasil.

El culebrón de los hijos de Lugo tuvo su primer capítulo oficial  en 2009, cuando ante la denuncia de Viviana Carrilo el jefe del Estado reconoció ser el progenitor del pequeño Guillermo Armindo, de tres años. Además de las señoras Delacruz y Carrillo, que han logrado la admisión de la paternidad, otra mujer más asegura que su hijo lo es también del exsacerdote. Lugo colgó los hábitos en 2004 para dedicarse a la política.

En cuanto se conocieron las declaraciones de la última madre denunciante, el abogado de Lugo corrió al palacio presidencial a reunirse con el acusado. A la salida aseguró que este le ordenó iniciar los trámites para el reconocimiento judicial del niño y que, en este caso, no hará falta prueba genética alguna. El ADN exculpó a Lugo en diciembre de 2010 en un litigio con otra supuesta madre acusadora.

Delacruz, madre del segundo hijo de Lugo, en su comparecencia.
Delacruz, madre del segundo hijo de Lugo, en su comparecencia. REUTERS

Pero el presidente se enfrenta aún en los tribunales a Benigna Leguizamón, que trabajaba de limpiadora en el obispado de San Pedro, que este dirigió durante una década y que hace tiempo lucha para que admita que es el progenitor de uno de sus hijos, que ahora tiene diez años.

El abogado del mandatario dijo desconocer si este mantenía relación con su segundo vástago reconocido. Asegura la madre que sí: que le visita, le hace regalos e incluso le envía dinero cada mes a través del secretario privado de la Presidencia. Contó Delacruz, madre de cuatro hijos más, que reveló a la prensa esta historia porque no le dejan hablar con Lugo desde hace dos meses. Y también contó cómo surgió la relación: "Como tenía problemas con mi marido, me acerqué a él [Lugo] para que me dé consejos. También le pedí ayuda para que me consiga un trabajo". 

Aunque Delacruz asegura ser la madre de este segundo hijo, la prensa paraguaya se hace eco de "fuertes rumores" que apuntan que su hija Annika, de 24 años, es la progenitora. Si eso fuera cierto, Lugo podría ser formalmente acusado de estupro, que se castiga con una multa, o incluso de abusos sexuales o pederastia, penados con tres años, según el diario ABC color.  

Leguizamón, la mujer que aún litiga con Lugo, sostiene que a esta historia le quedan varios capítulos, que su hijo no es el único que el presidente tiene pendiente de reconocer. "Lastimosamente van saliendo más y más [casos]... Son tres más los que yo sé, todavía no están saliendo a la luz, vamos a ver cuándo [los] quitan", declaró a la emisora Primero Marzo, además de explicar que los otros tres supuestos hijos son todos varones y todos nacidos en el departamento de San Pedro. "Uno tendrá 7 años, el otro como 13 o 14 y el otro como 15, 16 años".

La página web del diario ABC color ha hecho un sondeo entre sus lectores. "¿Cree que el presidente Lugo tiene más hijos no reconocidos". El 93% responde que sí.