Un yihadista francés entrenado en Pakistán

El presunto autor de la muerte de siete personas es un francés de origen argelino, detenido en Afganistán en 2007, de donde escapó pocos meses después

Mohamed Merah, el presunto autor de los asesinatos que han sacudido Francia en los últimos días, es un yihadista francés de origen argelino de 24 años que luchó contra las tropas de la OTAN en Afganistán y se fugó de una prisión en Kandahar donde había sido detenido por fabricar explosivos. Merah era aficionado al fútbol y a salir de fiesta y llevaba una vida "normal" han explicado a Reuters amigos y vecinos del presunto asesino que no sabían que Merah había estado en Afganistán.

Las autoridades francesas señalan que el sospechoso ha viajado a Pakistán dos veces, en 2010 y en 2011. Anteriormente, en diciembre de 2007, fue detenido por las fuerzas de seguridad afganas en Kandahar, bastión de los talibanes. Afganistán informó a las autoridades de la detención de Merah. Ghulam Faruq, director de prisiones en Kandahar, declaró a la agencia Reuters que Merah había sido detenido por fabricar artefactos explosivos y condenado a tres años de cárcel. Faruq sostiene que Merah logró escapar de la prisión meses después en una huida masiva de un millar de presos, entre ellos unos 400 talibanes.

El Ministerio del Interior español investiga el posible viaje de Merah a Cataluña para participar en un encuentro salafista, informa Mónica Ceberio Belaza. Hay constancia de que la policía francesa paró a Merah en un control rutinario cuando él viajaba a España, junto a unos amigos, antes de viajar a Afganistán en 2007.

Según el diario Le Monde, Merah fue entrenado por talibanes paquistaníes antes de haber sido enviado a luchar contra las tropas de la OTAN en Afganistán. Fuentes de los servicios secretos franceses han dicho a Reuters que al menos otros 30 ciudadanos franceses fueron entrenados por los yihadistas para luchar contra la OTAN. 

Merah también era un conocido de la policía de Toulouse. Fue detenido en tres ocasiones por varios delitos, según publica el diario francés Le Figaro. Según Le Point, las autoridades le han imputado 18 hechos delictivos, varios de ellos con violencia. Merah fue encarcelado dos veces, en 2007 y 2009.

Un vecino que vive en el mismo inmueble que el presunto asesino lo describe como un "barbudo discreto", que no había hecho nada llamativo hasta ahora. Otros, sin embargo, señalan que les había alarmado verle rezar en el medio de un campo e fútbol. Merah estuvo trabajando como aprendiz en un taller mecánico y, según la prensa francesa, había en el pasado intentado entrar en la Legión Extranjera gala.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites

Suscríbete aquí

El ministro del Interior, Claude Guéant, ha explicado que Merah "se declara un muyahidín y un miembro de Al Qaeda que quiere vengar a los niños palestinos y castigar a las Fuerzas Armadas francesas por sus intervenciones en el exterior". Guéant ha añadido la "radicalización" del joven francoargelino se fraguó cuando ingresó en un grupo salafista y que se "reforzó en dos viajes que realizó a Afganistán y Pakistán". 

Los hermanos de Merah han sido detenidos por la policía para averiguar su papel en los asesinatos. Uno de ellos es "conocido por tener convicciones radicales". La madre del joven rechazó la propuesta de los agentes de hablar con su hijo para conseguir que se entregue a las autoridades. "Su madre dijo que no quería hablar con él [Merah] porque no cree que pueda convencerlo", ha señalado Claude Guéant. 

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50