Ofensiva terrorista en Colombia

Tres atentados sacuden el país en las últimas 24 horas Santos atribuye a las FARC el más grave, que causó 12 muertos y 70 heridos

Un grupo de personas, ante el lugar en el que explotó una bomba en Tumaco (Colombia).
Un grupo de personas, ante el lugar en el que explotó una bomba en Tumaco (Colombia).DIARIO DEL SUR (EFE)

Al menos cinco personas han muerto este jueves y 12 han resultado heridas en el tercer atentado perpetrado en Colombia en menos de 24 horas. El primer ataque fue perpetrado la tarde del miércoles en Tumaco, en el Pacífico colombiano, y dejó 12 muertos y 70 heridos. Poco después se registró una explosión en un hotel de Cajamarca (oeste del país), a consecuencia de la cual murió una mujer y cuatro personas sufrieron heridas. El último atentado ha tenido este jueves como objetivo una comisaría de policía en la localidad de Villa Rica (suroeste), en la región del Cauca, con un saldo de cinco muertos y al menos una docena de heridos. Aunque ninguno ha sido reivindicado, las autoridades apuntan a la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, ha anunciado esta tarde la detención de dos personas supuestamente relacionadas con el primer atentado. Al término de un consejo de seguridad en Tumaco, el mandatario ha detallado varias acciones antiterroristas inmediatas, entre ellas "intervenir Tumaco" con más de 2.500 militares, además del despliegue de varios centenares de policías en el casco urbano de la ciudad portuaria. Santos fue enfático: el atentado de Tumaco es una "demostración de desespero" de las FARC ante la implacable persecución a la que están siendo sometidas.

En relación con el atentado de Tumaco, el general Palomino ha dicho que todos los indicios apuntan a que ha sido obra de la columna móvil Daniel Aldana, una guerrilla que también el miércoles había causado una desazón general al anunciar que por ahora no iba a liberar a seis policías secuestrados desde hace una década como lo había prometido en varios comunicados. Otras fuentes de inteligencia han afirmado no tener dudas de que "la criminal matanza fue obra del Frente 29 de las FARC". En igual sentido se ha pronunciado el ministro del Interior, Germán Vargas Lleras. "Resulta contradictorio que tengan un gesto humanitario, que tampoco han concretado, y luego colocan una bomba que no tiene nada de estratégico ni militar, porque la mayoría de personas a las que han herido o matado son gente humilde". Sin embargo, en esta área también se han registrado otras acciones violentas ejecutadas por poderosas bandas de narcos que se pelean a muerte el control de las rutas ilegales para el transporte de la droga.

"Fue horrible. No hay derecho a que hayan actuado con tanta sevicia", ha dicho el alcalde del municipio Víctor Gallo. En efecto, la carga explosiva estaba mimetizada en una motocicleta que fue estacionada frente a una céntrica estación de la Policía. Eran las dos de la tarde, justo la hora en que el comercio abre sus puertas y muchos empleados regresan a sus sitios de trabajo después de la hora de almuerzo, cuando la bomba ha explotado. "Sentimos el impacto fuerte, muy fuerte. La estación de Policía quedó como si la hubieran demolido con maceta, quedó totalmente desbaratada, había mutilados, muchos heridos", ha dicho en un estremecedor relato uno de los sobrevivientes a las emisoras nacionales.

Tras la explosión, muchas personas se han volcado en auxilio de los heridos. Cesar Urueña, director del Socorro Nacional, ha dicho en un reporte preliminar que se evacuaron a los heridos con rapidez no sólo para prestarles los primeros auxilios sino por temor a otra explosión. "De las 70 personas que se han trasladado, 30 heridos están en el hospital Divino Niño y 28 en el Hospital San Andrés", ha informado. La romería, en medio de la desesperación, de los familiares en busca de sus seres queridos era conmovedora. Entre los afectados había policías y civiles, muchos de ellos niños.

Tumaco es un humilde puerto de Nariño al que paradójicamente le dicen La Perla del Pacífico. De 170.000 habitantes, está a unos 300 kilómetros de San Juan de Pasto, la capital de este departamento. Para llegar aquí puede hacerse por una carretera en condiciones deplorables o a través de las numerosas ensenadas que lo rodean.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Por el control de este escenario natural se pelean a muerte las FARC y las bandas criminales. De su manejo depende en gran medida la ganancia que les reporta el tráfico de narcóticos. Por eso, los hechos de violencia se suceden a granel. Horas antes de esta violenta explosión en el casco urbano ya se había informado de la desactivación de un coche bomba en la zona rural. Anoche viajó al área el ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, para establecer con precisión lo sucedido, sus responsables y, lo más doloroso, el número real de víctimas.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS