Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Decenas de muertos en choques armados en el norte de Siria

Son ya más de 1.000 los muertos en las protestas contra el presidente Bachar el Asad, según las organizaciones de derechos civiles

Jisr al Shughour, una ciudad siria de 50.000 habitantes fronteriza con Turquía, es un caos. Al menos 80 policías murieron este lunes-otros 37 civiles y 10 agentes durante el fin de semana- en choques armados entre manifestantes opuestos al régimen de Bachar el Asad y los uniformados, según informó la televisión oficial siria, que acusó a los ciudadanos de utilizar lanzagranadas.

Cerrado el país a cal y canto, resulta imposible confirmar la veracidad de esas cifras. Pero, de ser cierto, el asalto contra comisarías y edificios oficiales en Jisr al Shughour sería el ataque más duro de los manifestantes desde que comenzó la revuelta a mediados de marzo en el sur del país árabe. Nunca hasta ahora habían reconocido las autoridades semejante número de bajas. Activistas de derechos humanos aseguran que muchos de los policías fallecidos fueron asesinados por negarse a disparar contra los civiles. En todo caso, las protestas contra el presidente Bachar el Asad no amainan y son ya más de 1.000 las personas fallecidas, según las organizaciones de derechos civiles.

Las protestas arreciaron en Jisr al Shughour después de que el sábado francotiradores dispararan contra un funeral por los muertos caídos la víspera. El Gobierno, sin embargo, atribuye los graves disturbios a bandas armadas, a las que responsabilizaba de haber mutilado a varios policías, y aseguraba anoche que comenzaba a controlar algunos barrios de la ciudad. El ministro del Interior, Mohamed Ibrahim al Shaar, prometió que las autoridades responderán con firmeza tras estos ataques.