Los sandinistas dicen que los papeles de Estados Unidos quieren dañar a su partido

El ex comandante Borge se burla de las acusaciones de vínculos con el 'narco'

"¡O soy retardado mental o no me puedo explicar!", espetó el ex comandante guerrillero nicaragüense Tomás Borge al ser consultado por este diario sobre los despachos de la Embajada de Estados Unidos en Managua, que señalan al presidente Daniel Ortega y al oficialista Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) de mantener vínculos directos con redes del narcotráfico internacional. "Esas son informaciones que pasan embajadores que contratan personal para que pasen ese tipo de información... Es información dirigida a hacerle daño al Frente Sandinista", afirmó Borge.

El PAÍS publicó este martes los despachos que los embajadores de Estados Unidos en Managua enviaron al Departamento de Estado con sus percepciones sobre el Gobierno de Ortega, el FSLN y políticos opositores del país centroamericano. Estos despachos señalan que el FSLN ha usado dinero del narcotráfico para financiar sus campañas electorales, además de acusar a importantes figuras del partido de mantener vínculos con narcos.

Más información

Uno de los cables hace alusión a Borge, quien fue el poderoso ministro del Interior en los años ochenta. Es acusado de colaborar con el narcotraficante colombiano Pablo Escobar, además de coordinar la descarga de droga que supuestamente llegaba desde Colombia. Borge reaccionó, irónico, ante estas acusaciones. "Es un refrito de hace varios años de un desertor que decía que llegaban los aviones con droga desde Colombia a Managua, y que yo me iba a recogerla y me echaba los sacos al hombro y me los llevaba a mi casa", dijo el ex guerrillero.

Borge, actual embajador en Perú, desestimó los despachos de la Embajada de EE UU firmados por el ex embajador Paul Trivelli y el actual, Robert Callahan. Borge dijo que los despachos son elaborados "para justificar salarios". "Esos informes le hacen daño a EE UU. Esta filtración ha desnudado toda la forma de trabajar de sus embajadores. Algunos son chismes, mentiras deliberadas, aunque también hay verdades", reconoció el ex guerrillero.

"Los embajadores chismean", agregó, "recogen información de espías, de medios de comunicación, de periodistas como ustedes que dicen cosas irresponsables". Al insistirle sobre la vinculación que los despachos hacen entre miembros del FSLN y el narcotráfico, Borge reaccionó airado: "¡Te estoy explicando que el Gobierno de ahora es el que ha tenido más éxito en la lucha contra el narcotráfico. O soy retardado mental o no me puedo explicar! Son cosas [de las que] informa EE UU. Información dirigida a hacerle daño al Frente Sandinista", espetó. Una reacción similar tuvo Jacinto Suárez, diputado sandinista en el Parlamento Centroamericano: "Eso es ganas de joder. Eso no existe. Ni merece comentarios. Es una zanganada más".

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

El diario La Prensa también recoge reacciones del ex presidente Arnoldo Alemán, quien en los despachos es señalado, junto a algunos de sus ex funcionarios, por pagar prebendas al FSLN a cambio de veredictos de no culpabilidad por los delitos de corrupción por los que fueron condenados en el pasado. "¡Es totalmente mentira! Fui absuelto en EE UU, en Panamá...".

Buscador de cables

Ver todos los documentos »
El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, se dirige a sus seguidores en julio de 2010.
El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, se dirige a sus seguidores en julio de 2010.AFP

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción