Costa Rica da 48 horas a Nicaragua para que retire sus tropas

Ambos países reanudarán las negociaciones para resolver el conflicto este jueves

Costa Rica ha dado un plazo de 48 horas a Nicaragua para que acepte las propuestas del secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, y cumpla con la recomendación que hizo éste de evitar la presencia de tropas en el territorio en disputa . El embajador de Costa Rica ante la Organización de Estados Americanos (OEA), Enrique Castillo, dijo en la sesión extraordinaria en la que Insulza presentó sus recomendaciones, que ambas partes no llegaron a un acuerdo sobre un texto de resolución pese a las negociaciones de última hora que se habían llevado a cabo. Serán reaunudadas el jueves.

"Costa Rica acepta las propuestas" del secretario general, "pero a partir de ahora establece un plazo de 48 horas para que ambos países manifestemos la aceptación de todas las propuestas y de su cumplimiento en cuanto a la retirada de las tropas nicaragüenses de suelo costarricense", afirmó. Y planteó que se suspenda la sesión extraordinaria y se reanude al vencimiento de las 48 horas el jueves por la tarde para conocer el resultado de esta solicitud de Costa Rica.

Más información

San José presentó esta mañana un documento de "buena fe, integral y comprensivo", que no solamente tendía a restaurar la confianza sino que estaba enfocado al futuro pensando en el desarrollo del río San Juan. Nicaragua, sin embargo, se retiró de la mesa para examinar la propuesta de Costa Rica y regresó por la tarde con otro texto, cuando se tenía que iniciar la sesión extraordinaria.

El documento era inaceptable para San José, porque no hacía referencia a la retirada de tropas, al "cese de la invasión, de devastación, de la tala de árboles", según Castillo. "Sobra decir que esta propuesta no es seria, no es aceptable y contrasta con la buena fe con la que ha actuado Costa Rica y con una conducta de buena fe", resaltó.

Para Costa Rica, el planteamiento de Managua, que insistió en la comisión bilateral para trabajar la agenda pendiente, incluyendo el amojonmiento y la delimitación de la frontera, entre otros aspectos, es una "burla". "Es una burla para los esfuerzos que ha realizado la OEA, para Costa Rica, para el Sistema Interamericano, para la paz en la región, que un país invasor, agresor, se conduzca de esa manera", destacó el embajador.

Su homólogo nicaragüense, Denis Moncada, por su parte, dijo que su país "rechaza y no admite las afirmaciones de Costa Rica en el sentido de que somos un país agresor invasor y que las Fuerzas Armadas están violando su soberanía". "Eso no es cierto y lo hemos afirmado reiteradamente, enfáticamente, en este foro y en otros. La defensa de la soberanía y de la integridad territorial de Nicaragua no es un tema de discusión para Nicaragua, es una cuestión de principio y un derecho irrenunciable del pueblo nicaragüense", ha sostenido.

Lo más visto en...

Top 50