Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Obama amplía las sanciones económicas a Corea del Norte

EE UU justifica la medida en el ataque en el mes de marzo al buque surcoreano 'Cheonan'

El presidente estadounidense, Barack Obama, ha enviado una orden ejecutiva al Departamento del Tesoro por la que EE UU aumenta las sanciones económicas al régimen comunista de Corea del Norte, informa una fuente del Gobierno citada por Reuters. Se concretan así los planes estadounidenses anunciados en julio.

La orden se basa en el ataque de Pyongyang contra el buque surcoreano Cheonan en marzo pasado (en el que murieron 46 marineros), su prueba nuclear, el lanzamiento de misiles en 2009 y la violación de las resoluciones 1.718 y 1.874 del Consejo de seguridad de la ONU, entre otras acciones consideradas una "amenaza" para la seguridad nacional, la política exterior y la economía estadounidense.

EE UU ha incluido en su "lista negra" a dos personas, tres empresas y cinco agencias gubernamentales a las que acusa de contribuir al programa nuclear norcoreano y apoyar la industria armamentística. Lo habrían hecho importando o exportando armas o material relacionado, aportando formación, servicios, asistencia o ayudando con transacciones financieras. Se les considera también responsables de haber comerciado con bienes de lujo, incurrido en narcotráfico y el lavado de dinero y prestado ayuda material, tecnológica o financiera.

Las sanciones suponen la congelación de activos que las personas designadas tengan en compañías estadounidenses y prohíbe a sus ciudadanos comerciar con ellos. En concreto, las dos personas que se verán afectadas están vinculadas a la Oficina General para la Energía Atómica de Corea del Norte, y entre las agencias gubernamentales están la Segunda Academia de Ciencias Naturales, el Segundo Comité Económico, la Oficina General de Reconocimiento y el Departamento de la Industria de Armamento.

Medidas anunciadas en julio

La secretaria de Estado estadounidense, Hillary Clinton, anunció hace un mes el plan de EE UU de ampliar las penalizaciones al régimen de Pyongyang "para evitar la proliferación de Corea del Norte, detener las actividades ilícitas que ayudan a financiar su programa de armamento y disuadirlo de que no lleve a cabo más acciones provocadoras". Lo hizo en una visita a Seúl el 21 de julio pasado, cuando Washington y Corea del Sur, ultimaban la organización de maniobras militares conjuntas en el Mar de Japón, a las que el Norte respondió con amenazas de "responder con una poderosa disuasión nuclear".

Las sanciones anunciadas, como las que se van a adoptar finalmente, tenían como objetivo incrementar las restricciones financieras y de viaje existentes. EE UU anunció también en julio que congelaría nuevos activos, colaboraría con bancos para evitar transacciones sospechosas y trataría de evitar que el abuso de poder de funcionarios para realizar actividades ilegales, en particular falsificación de moneda, contrabando de tabaco y blanqueo de dinero.

El Consejo de Seguridad de la ONU ha aprobado en los últimos años varias resoluciones contra Pyongyang, en respuesta a sus ensayos de armas atómicas y misiles balísticos de largo alcance. Junto a EE UU, Japón y Corea del Sur han adoptado medidas unilaterales adicionales.