El presidente hondureño allana el camino al regreso al país de Zelaya

"No hagamos un conflicto donde no hay conflicto. Que regrese cuando quiera", ha expresado Lobo, acosado por la comunidad internacional

El presidente de Honduras, Porfirio Lobo, ha asegurado que el ex gobernante Manuel Zelaya, derrocado por las fuerzas militares del país el 28 de junio de 2009, "puede retornar a Honduras cuando quiera" y que "tiene que ser tratado con dignidad, como ex presidente". "Toda la comunidad internacional" ha advertido, indicó el mandatario, que Zelaya debe regresar a Honduras, lo que en su opinión, nadie puede prohibir.

"Que regrese cuando quiera, ¿no es hondureño, pues? ¿quién le va a prohibir que venga aquí?", ha expresado el gobernante, que asumió el poder el pasado 27 de enero, el mismo día en que Zelaya abandonó la embajada de Brasil , durante una visita a la oriental ciudad de Juticalpa.

Más información

"No hagamos un conflicto donde no hay conflicto", ha subrayado Lobo, quien, en tono jocoso, también ha afirmado que hará que Zelaya se abrace con el ex jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas Romeo Vásquez, uno de los principales cabecillas del golpe, según seguidores del ex gobernante, pero cuya causa ha sido sobreseída por la justicia hondureña .

"Vamos a hacer aquí, en Honduras, que el presidente Zelaya se abrace con el general Vásquez; si los dos son amigos, hasta compadres son", expresó entre risas.

Sobre unas declaraciones del presidente de El Salvador, Mauricio Funes, en las que hacía mención a un supuesto compromiso de Lobo con la secretaria de Estado de EE UU, Hillary Clinton, para que Zelaya pueda regresar a Honduras "sin temor a ser perseguido políticamente", el presidente hondureño dijo que no iba a desmentir a su colega.

Lo más visto en...

Top 50