Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un detenido en Sevilla por lanzar un zapato al primer ministro turco

El agresor, que no acertó a dar a Erdogan, es un kurdo de 27 años con pasaporte sirio.- Está acusado de un delito de atentado y resistencia grave a la autoridad

La visita este lunes de Recep Tayyip Erdogan al Ayuntamiento de Sevilla ha acabado con un detenido por lanzarle un zapato al primer ministro turco. Los hechos se produjeron cuando Erdogan salía del Ayuntamiento y se disponía a entrar en su coche. En ese momento, según fuentes municipales, un hombre lanzó un zapato contra el primer ministro al grito de "Kurdistán libre". El agresor, que no acertó a darle al dirigente turco, es un kurdo de 27 años, cuyas iniciales son J. H, con pasaporte sirio, que estaba en trámites para ser expulsado de España, según precisaron fuentes policiales. EStá acusado de un delito de atentado y de resistencis grave a la autoridad. Además, la policía española le había retirado el pasaporte. Está previsto que esta tarde pase a disposición judicial

Erdogan había acudido al Ayuntamiento para recibir el premio 2009 de la Fundación Sevilla NODO Entre Culturas, impulsada por la capital andaluza. Dos testigos de los hechos explicaron que el incidente se produjo frente a la puerta de la sede municipal, donde el coche oficial esperaba al primer ministro. Los testigos aseguraron que Erdogan estaba entrando en el coche cuando el agresor arrojó el zapato.

Tras el incidente, fueron los escoltas del primer ministro los que se abalanzaron sobre el agresor. Luego, agentes el Cuerpo Nacional de Policía se lo llevaron esposado. Poco antes de la medianoche, el agresor seguía en dependencias policiales. El zapato, según los testigos, permaneció varios minutos en el suelo y, finalmente, fueron los escoltas de Erdogan los que lo recogieron.

El primer ministro tiene previsto entrevistarse este martes con el presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, tras lo cual se desplazará a Córdoba en visita privada antes de regresar a Turquía.

La visita de Erdogan a España ha coincidido con la detención de medio centenar de militares en la mayor redada contra una trama golpista en la historia de la Turquía moderna. Los arrestos masivos fueron confirmados por el propio Erdogan, que se amparó en el secreto sumarial para no dar más detalles de la operación policial.

El gesto de arrojar calzado contra otra persona supone una de las mayores ofensas que existen en la cultura árabe. Los zapatazos, como se conoce popularmente a este tipo de acciones, cobraron importancia mediática cuando el periodista iraquí Muntazer al Zaidi arrojó uno de sus zapatos contra George Bush a finales de 2008 para protestar por la invasión de Irak.

Desde entonces, este gesto se ha convertido en símbolo de protesta, como en el caso protagonizado por el agresor kurdo y el primer ministro turco este lunes en Sevilla. El conflicto kurdo se ha cobrado más de 40.000 muertos en Turquía desde que, el 15 de agosto de 1984, la guerrilla del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) se alzara en armas contra el poder central de Ankara para lograr la autonomía de los 12 millones de kurdos que viven en Turquía.