El Tribunal de Cuentas alemán exculpa a la ministra que usó un coche oficial durante sus vacaciones en España

El órgano ha concluido que se diferenció entre el uso privado y el público y que no ha hecho daño a la República Federal Alemana

La ministra alemana de Sanidad, Ulla Schmidt, del Partido Socialdemócrata (socios de Gobierno de la Unión Demócrata Cristiana de Angela Merkel) ha sido exculpada por el Tribunal de Cuentas del uso de su coche oficial durante unas vacaciones en Dénia, Alicante. El tribunal ha concluido que en el uso del vehículo hubo "la pertinente división entre viajes de trabajo y privados" y que "no ocasionó daño alguno a la República Federal de Alemania".

La ministra solicitó desde España un coche oficial para, según ella, realizar una visita oficial a unos jubilados alemanes que veraneaban por la zona. El vehículo, una limusina negra marca Mercedes, viajó casi 2.500 kilómetros. Este uso se conoció cuando el coche fue robado mientras el chófer descansaba en un hotel cercano a Dénia. El Mercedes fue encontrado días después por la zona del robo.

Más información
La oposición alemana critica a la ministra de Salud por solicitar el coche oficial robado
Roban el coche oficial de una ministra alemana en Alicante

El revuelo del presunto despilfarro causó que el ministro de Exteriores la excluyera como miembro de su hipotético equipo de Gobierno en caso de que ganara los comicios del 27 de septiembre.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS