Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dimite el presidente del partido gobernante en México por el descalabro electoral

"Mi gestión no alcanzó el éxito esperado", anuncia Germán Martínez al abandonar la dirección del Partido Acción Nacional

Ante los malos resultados cosechados por el Partido Acción Nacional (PAN), en el Gobierno, en los comicios del pasado domingo, ganados por el histórico Partido Revolucionario Institucional (PRI), Germán Martínez, presidente de la formación derrotada, ha dimitido al filo de las siete de la tarde (hora local). Se trata de un gesto poco común en la política mexicana, tan acostumbrada a políticos que no asumen responsabilidades.

Por ejemplo, ningún funcionario de primer o segundo nivel ha renunciado a su cargo por el incendio en una guardería infantil subrogada por el gobierno, que consumida por el fuego el pasado 5 de junio fue el escenario de la muerte de 48 niños menores de cinco años.

"Asumo completamente la parte de responsabilidad que tiene el presidente nacional", ha declarado Martínez en la sede de su partido, en una comparecencia ante la prensa en la que anunció que el PAN abrirá un periodo de reflexión de 30 días para decidir quién será el nuevo dirigente.

Por la mañana de este lunes, y después de una jornada electoral en la que los panistas perdieron cinco de seis gubernaturas en disputa, así como ayuntamientos que gobernaban desde hace más de un decenio, Martínez había acudido a la residencia oficial de Los Pinos a consultas con el Presidente Felipe Calderón, su amigo desde hace años.