Mueren seis niños en un bombardeo de EE UU en Afganistán

El ataque tenía como objetivo un líder talibán que salió ileso

Al menos seis niños están entre los muertos por un bombardeo de las tropas de la Coalición liderada por Estados Unidos en la provincia central afgana de Ghor. El bombardeo tuvo lugar este martes en el distrito de Shahrak, con el objetivo de acabar con la vida de un dirigente talibán, el mulá Mustafá, quien sin embargo parece haber sobrevivido pese a que las tropas lo dieron por muerto tras la acción armada.

"Algunas personas acudieron a las tropas de Estados Unidos y les dieron falsa información, y entonces bombardearon nuestra zona. No estoy herido", ha declarado hoy el propio Mustafá en conversación telefónica con la agencia afgana de noticias Quqnoos.

En un primer comunicado, el mando militar de EE UU en el país reivindicó la muerte de Mustafá y de 16 ayudantes, aunque hoy ha divulgado una nueva nota asegurando que "informaciones creíbles" apuntaban a que el supuesto líder talibán había sobrevivido.

Más información

"Mustafá es un enemigo de Afganistán, y estamos trabajando junto a funcionarios afganos para perseguirle hasta que sea capturado o se confirme su muerte", asegura en esa segunda nota una portavoz de las tropas, Christine Sidenstricker.

El martes, los servicios de inteligencia detectaron que Mustafá salía de su refugio en un vehículo hasta llegar a un área donde se reunió con muchos supuestos insurgentes, un momento que aprovechó el mando militar para ordenar un bombardeo aéreo.

El ataque afectó a un camión en el que se encontraban varios niños, según una fuente policial, entre ellos un hijo de 6 años y un hermano de 10 del Mulá Mustafá, ambos fallecidos, según el supuesto líder talibán.

El mando militar estadounidense dice haberse asegurado de que no había civiles presentes antes de bombardear la zona y acabar con las vidas de los insurgentes, aunque hoy ha reconocido que existen "informaciones no sustanciadas" sobre bajas de civiles.

"Aunque la revisión del espionaje y la vigilancia refuerza los apuntes iniciales de que todos los muertos en el bombardeo eran objetivos enemigos legítimos, las fuerzas de la Coalición trabajan con sus socios afganos para examinar los hechos", indica la nota.

El mando militar considera a Mustafá responsable de ataques en la principal carretera que recorre las áreas fronterizas de Ghor con la colindante provincia de Herat, donde se halla desplegado parte del contingente español en Afganistán.

Sin embargo, Mustafá asegura que "nunca ha estado en oposición del Gobierno (afgano)", y advierte a las tropas internacionales de que las víctimas civiles llevan a la población civil a apoyar a los insurgentes talibanes.

Lo más visto en...

Top 50