Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rasmussen, un líder pragmático, negociador y aliado de Bush

El ex primer ministro danés ha superado las reticencias de los turcos a su nombramiento

Hijo de un propietario rural, Anders Fogh Rasmussen nació en Ginnerup, condado de Århus, en 26 de Enero de 1953. Es conocido como un hábil negociador y un político pragmático que fue aliado fiel del anterior presidentede EEUU, George W. Bush, durante su permanencia al frente del Gobierno. Rasmussen potenció al máximo la relación con EEUU: ignoró la falta de mandato de la ONU y a la oposición aprobando el envío de tropas a Irak y apoyó desde el principio la misión en Afganistán.

Rasmussen aseguró en 2003 que Irak tenía armas de destrucción masiva y que eso justificaba el ataque. Cuando se demostró que la realidad era otra negó que Dinamarca hubiera ido a la guerra por esa razón sino porque el entonces presidente iraquí, Sadam Husein, no colaboraba con la ONU.

En la crisis de las caricaturas, cuando la publicación en 2005 en un diario de unas viñetas de Mahoma, causó un conflicto con el mundo islámico, la mayor crisis diplomática vivida en Dinamarca desde la Segunda Guerra Mundial. Rasmussen se erigió en defensor de la libertad de expresión y se negó a disculparse. Hasta su predecesor al frente del Partido Liberal y mentor, Uffe Ellemann-Jensen, criticó su actitud, que Turquía no ha olvidado al objetar hasta hoy su nombramiento al frente de la OTAN.

Una rápida ascensión

Rasmussen ingresó a los 17 años en las Juventudes Liberales. En 1972 terminó el bachillerato en la Escuela Diocesana de Viborg con la especialidad en Idiomas y Estudios Sociales, y seis años después se licenció en Economía por la Universidad de Århus. A los 25 años era diputado y a los 32 alcanzó la vicepresidencia del partido. Inspirado en el nuevo laborismo del británico Tony Blair, Rasmussen llevó al Partido Liberal al centro, y, asumiendo parte del ideario socialdemócrata, logró en 2001 la primera mayoría absoluta de la derecha desde 1929 en Dinamarca, que ha mantenido tres legislaturas seguidas.

Rasmussen estrenó el 10 de septiembre de 1987 el cargo de ministro de Impuestos Y de Economía en el Gobierno de coalición cuatripartito que presidía desde 1982 el conservador Poul Schlüter. De este ejecutivo se separaron en mayo de 1988 los Centro-Demócratas (CD) y el Partido Popular Cristiano (KrF), y a cambio entraron los social-liberales del Radikale Venstre (Izquierda Radical, RV). Cuando estos últimos decidieron a su vez no seguir por sus malos resultados en las elecciones generales del 12 de diciembre de 1990, Rasmussen agregó la cartera de Asuntos Económicos en la remodelación del gabinete que Schlüter hizo el 17 de diciembre a partir de su partido y el Venstre.

Un caso de errores le hizo dimitir en 1992, pero salió ganando al ser elegido portavoz parlamntario, hasta que en 1998 tuvo vía libre a la presidencia. El primer jefe de Gobierno liberal de Dinamarca desde 1975 es citado en su biografía como un aficionado al jogging, el ciclismo y el buen vino, además de declararse francófilo y un firme partidario del voto directo electrónico. Ha escrito los libros (títulos traducidos al español): Confrontación con el sistema fiscal (1979), El conflicto de la vivienda (1982) y Del Estado social al Estado minimal (1993). Aparece como coautor también de: El Estado del bienestar amenazado (1980), Juventudes Liberales por 75 años (1983), El Comercio en el año 2000 (1985), Viviendas y economía (1987), Dinamarca en el año 2000 (1987) y Amor por el trabajo y el bienestar: ¿un coctel imposible? (1993).