Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El museo de los horrores de la dictadura de Sadam Hussein

Irak exhibirá en la Zona Verde de Bagdad los instrumentos de tortura utilizados por el anterior régimen iraquí

Dos años después de la ejecución de Sadam Hussein, Irak inaugurará un museo que permitirá a los iraquíes ver de cerca los macabros instrumentos que utilizaba el régimen para llevar a cabo ejecuciones masivas, torturas y otras atrocidades que sufrió la población durante la dictadura del anterior mandatario del país, derrocado en 2003.

El museo abrirá sus puertas dentro de dos meses en la Zona Verde de Bagdad, que desde este 1 de enero está bajo control de las autoridades iraquíes. El área más fortificada del país estaba desde 2003 estaba bajo control estadounidense y traspaso a las autoridades locales supone un paso más hacia la normalización del país asiático tras la invasión estadounidense del 2003.

En la instalación se exhibirán instrumentos de tortura como una jaula de metal con forma de hombre donde el hijo de Sadam, Uday Hussein, solía encerrar a los atletas que tenían un mal rendimiento, dejándolos desnudos al sol para que el metal quemara su piel. El museo también incluirá efectos personales encontrados junto a Sadam en la granja iraquí donde se escondió hasta que fue hallado en diciembre del 2003, entre ellos un Corán, un casete de Mozart y un polvoriento maletín negro.

Además se podrán ver las sillas donde se sentaron Sadam y sus máximos aliados durante los juicios del Tribunal Supremo, incluida aquella que usó el dictador iraquí cuando escuchó el fallo de su ejecución por la matanza de 148 hombres y niños tras un intento de asesinato en 1982.

El museo también tendrá un centro donde investigadores legales o historiadores podrán analizar 26 millones de documentos, por ejemplo órdenes escritas para aplastar a la opositora minoría kurda, que provocaron la muerte de decenas de miles de personas.