Los ultraortodoxos del Shas anuncian que no formarán Gobierno con Livni

Esta decisión complica la situación de la presidenta de Kadima y puede traer la convocatoria de elecciones anticipadas en Israel

El partido ultraortodoxo Shas ha anunciado que no formará parte del gobierno que trata de formar la ministra de Exteriores, Tzipi Livni, a la que deja en serias dificultades para lograr la mayoría parlamentaria. Esta decisión se antoja como la antesala de elecciones anticipadas ante la falta de apoyos de Livni para la formación de Gobierno.

"Hemos presentado propuestas para resolver la pobreza en Jerusalén, pero no las han aceptado", dice un comunicado del partido Shas con el que justifica su decisión de interrumpir las negociaciones políticas y quedarse fuera de la coalición gubernamental. Según la nota de prensa, "no podemos desentendernos de las dificultades y necesidades que estos días aparecen en el informe de los estados desarrollados, y que sitúa a Israel en el primer lugar del ranking de pobreza".

Más información

El Shas, que tiene 11 diputados en la Kneset (Parlamento) exige para entrar en el Ejecutivo un incremento de mil millones de shekels (unos 200 millones de euros) en las ayudas estatales por hijo, que beneficiarían principalmente a su electorado, básicamente familias ultra-religiosas que tienen seis hijos de media. Las negociaciones entre Shas y el Kadima, partido de Livni, se han intensificado estos días pero anoche los representantes de Kadima insistieron en que no pueden satisfacer la demanda de los ultraortodoxos.

Panorama incierto

La resolución de los religiosos pone en serios aprietos a Livni, ministra de Exteriores y nueva presidenta del partido gobernante, que se ve con el apoyo de sólo 55 de los 120 diputados del parlamento. La responsable de Exteriores ha intentado poner en pie un nuevo Ejecutivo de coalición, pero hasta ahora sólo ha obtenido el sí del Partido Laborista, que lidera el ministro de Defensa, Ehud Barak, lo que supone el 80% de los diputados que necesita para tener mayoría absoluta en el Parlamento.

Su plan inicial era repetir la actual coalición, que edificó su predecesor y aún primer ministro en funciones, Ehud Olmert, esto es, 29 diputados del Kadima, 19 del Partido Laborista, 12 del ultraortodoxo Shas y cuatro del Partido de los Jubilados, es decir, 64 de los 120 asientos del Parlamento o Kneset.

En una comparecencia, Livni anunció ayer que el domingo se entrevistará con el presidente israelí, Simón Peres, para darle a conocer la situación y afirmó que, después, "la opinión pública conocerá si vamos a elecciones anticipadas". En principio los comicios generales en Israel se deberían celebrar en 2010.

Lo más visto en...

Top 50