Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La OTAN deja en manos de cada país la lucha contra la droga en Afganistán

Los propios Gobiernos decidirán si sus tropas "actúan contra instalaciones e individuos" implicados en el narcotráfico

La OTAN ha logrado este viernes un acuerdo político de mínimos por el que cada uno de los países con tropas en Afganistán decidirá si sus soldados van a participar activamente en la lucha contra el narcotráfico en suelo afgano. Según ha anunciado el portavoz de la OTAN, James Appathurai, la fuerza ISAF "puede actuar contra instalaciones e individuos" implicados en el narcotráfico "que apoyan a la insurgencia, según la autorización de los respectivos países", lo que en la práctica significa que cada país con tropas en la fuerza ISAF podrá elegir si sus soldados se implican o no en esta nueva actividad.

El acuerdo es temporal, sujeto a una revisión que tendría lugar en la próxima reunión de ministros de Defensa de la Alianza que se celebrará a comienzos de febrero en Cracovia (Polonia), ha detallado otra fuente aliada, que ha estimado que las operaciones antidrogas podrían comenzar pronto y se centrarán en las "regiones prioritarias", en referencia a las siete provincias del sur del país, donde se concentra el 98% del cultivo de opio en Afganistán. Según cifras de EEUU, el cultivo y producción de opio y heroína aportan entre 60 y 80 millones de dólares anuales a los talibanes.

El portavoz de la Alianza ha añadido que esta nueva tarea se basa en la petición del Gobierno afgano, dentro de las resoluciones de la ONU y del actual plan operativo de la Alianza en ese país. La resolución 1833 de la ONU establece que la lucha contra el narcotráfico en Afganistán debe desarrollarse dentro del liderazgo de las autoridades del país.

Acuerdo con reticencias

Los ministros, que este viernes concluyen una reunión informal de dos días en Budapest, han logrado el acuerdo después de que más de la mitad de los 26 países de la OTAN mostraran reticencias a la idea de que las tropas de ISAF se dediquen a la destrucción de laboratorios de procesamiento de opio o la interceptación de transportes de opio o heroína.

Al menos 14 de los 26 países aliados señalaron sus preferencias para que la lucha contra el narcotráfico siguiera siendo una responsabilidad de la policía y el ejército afganos, incluso con un mayor apoyo internacional. Además, algunos países temen que estas acciones puedan suponer un aumento de las víctimas civiles, con el consiguiente empeoramiento de las relaciones con la población.

Propuesta española de cooperación en el Mediterráneo

Los ministros Defensa de la OTAN han dado este viernes una acogida favorable a la propuesta de España para que la Alianza incremente su cooperación con la región del Mediterráneo, una zona que España considera clave para la estabilidad de Europa, según han indicado fuentes española.

Las propuestas incluyen: fomentar las consultas políticas y la regularidad de las reuniones de alto nivel, aumentar los fondos económicos que se dedican a este programa, así como incrementar las invitaciones a los países del sur del Mediterráneo para que participen en ejercicios y actividades de formación de la Alianza, y mejorar la colaboración para la vigilancia de fronteras.