Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los líderes de los manifestantes de Tailandia se entregan a la policía

Los opositores han sido puestos en libertad 90 minutos después de su arresto.- Se espera que continúen con su campaña para derrocar al Gobierno.- Los siete miembros del Alianza del Pueblo para la Democracia estaban acusados de alentar los disturbios

Los líderes de los manifestantes que se oponen al Gobierno tailandés se han entregado este viernes a la Policía después de que se les acusara de incitar los disturbios. En concreto, siete dirigentes del Alianza del Pueblo para la Democracia (PAD, por sus siglas en inglés), encabezados por su fundador, Sondhi Limthongkul, se han presentado en una comisaría en el casco viejo de la capital, según ha informado su abogado, Suwat Apaipak. Sin embargo, 90 minutos después de su arresto han sido puestos en libertad, por lo que podrán continuar con la campaña para derrocar al Gobierno.

La oposición ha protagonizado una protesta callejera a las puertas de la residencia gubernamental, que se ha convertido en el corazón de la campaña contra el primer ministro. La tensión ha ido en aumento y este martes causó dos muertos y al menos 400 heridos durante los enfrentamientos con los antidisturbios. Los manifestantes responsabilizaron de los ataques a la policía, que utilizó gases lacrimógenos y las autoridades acusaron a los opositores de haber utilizado armas de fuegos.

Ante el agravamiento de las protestas, el primer ministro tailandés, Somchai Wongsawat, el miércoles intentó tranquilizar a la comunidad internacional y a los inversores, y aseguró que "los problemas internos" de Tailandia se solucionarían según "el proceso democrático".

Una población dividida

Tailandia continúa profundamente dividida entre partidarios y adversarios de Thaksin Shinawatra, poderoso hombre de negocios, primer ministro entre 2001 y 2006, antes de ser derrocado por el Ejército a raíz de las acusaciones de corrupción y falta de respeto hacia la monarquía. Thaksin pidió asilo político en Londres.

Somchai Wongsawat, cuñado de Thaksin, fue elegido primer ministro hace apenas tres semanas para remplazar a Samak Sundaravej, obligado a dimir tras haber sido blanco de los manifestantes y de una sentencia en su contra por parte del Tribunal Constitucional