Bush defiende el plan de rescate un día antes de que vuelva a la Cámara de representantes

El senado aprobó ayer el plan después de que se hicieran varias modificaciones

El presidente de EEUU, George W. Bush, advirtió hoy de que la financiación para la pequeña empresa está prácticamente congelada, y que es muy necesario que la Cámara de Representantes apruebe el viernes el plan de rescate económico de 700.000 millones de dólares.

La Cámara volverá a votar mañana el plan de rescate, que fue rechazado el pasado lunes. El Senado lo aprobó ayer después de que se incluyeran algunas modificaciones, como la de aumentar el límite de los depósitos bancarios asegurados a nivel federal. Las dudas sobre si saldrá adelante motivaron hoy fuertes retrocesos en las bolsas de Wall Street.

"El proyecto que tendrá mañana sobre la mesa la Cámara es la mejor opción con la que contamos para proveer liquidez, crédito y dinero para que los negocios y las pequeñas y medianas empresas puedan funcionar", dijo Bush en una breve declaración a la prensa. El presidente dijo que se estaba dirigiendo a la gente del "corazón" de América, quienes, a su juicio, entienden que la Cámara tienen que aprobar esta legislación. "Esta cuestión ha ido más allá de Nueva York y Wall Street. Éste es un asunto que está afectando a la clase trabajadora", advirtió, y reiteró que "la Cámara de Representantes debe escuchar estas voces".

Más información

Posteriormente, el portavoz de la Casa Blanca Tony Fratto aseguró que es "bastante optimista" respecto a la posibilidad de que el plan de rescate económico salga adelante mañana. Asimismo, aseveró que Bush ha llamado en los últimos dos días a una treintena de miembros de la Cámara para convencerles de que apoyen el texto.

Por su parte, el líder del grupo mayoritario de la Cámara, el demócrata Steny Hoyer, declaró: "Creo que hay posibilidades de conseguirlo mañana". Al ser preguntado si la Cámara podría modificar el texto aprobado por el Senado, Hoyer contestó que es algo "posible pero no probable". Hoyer dijo que no cree que un número significativo de los demócratas que votaron a favor de la versión inicial vayan ahora a cambiar su voto para rechazar el plan que ya ha aceptado el Senado. "Creo que va a ser mínimo", indicó al ser preguntado sobre la posibilidad de que los demócratas conservadores en materia fiscal emitan un voto negativo.

Hoyer reiteró que los republicanos tendrán que dar al plan un respaldo mucho mayor del que manifestaron el lunes pasado, cuando en torno a dos tercios de los representantes republicanos votaron en contra del mismo.

Lo más visto en...

Top 50