El campo argentino retoma la huelga a raíz del agravamiento del conflicto con el Gobierno

La detención de un líder agrario, detonante de una nueva jornada de enfrentamientos

Los líderes de las asociaciones agrarias reunidas en la tarde hoy (madrugada española) han anuciado que retoman la huelga a partir de este domingo, aunque permitirán el transporte de personas y de productos básicos. "El paro consistirá en el cese de la comercialización de productos agropecuarios, exceptuando productos lácteos y perecederos", afirma el documento leído el sábado por las principales entidades agrarias del país. La Sociedad Rural Argentina, las Confederaciones Rurales Argentinas y la Federación Agraria Argentina han anunciado que la huelga se prolongará hasta la medianoche del próximo miércoles, día en que además convocaron "a manifestarse" en apoyo al campo y en repudio al Gobierno, en medio del conflicto desatado por cambios impositivos a la exportación de granos.

Más información

El ex presidente de Argentina y dirigente del Partido Justicialista, Néstor Kirchner ha acudido a la bonaerense Plaza de Mayo a sumarse a los simpatizantes del Gobierno allí concentrados. Acompañado del ministro encargado de negociar con las empresas extranjeras, Julio de Vido (Planificación General), del ministro de Justicia y Seguridad, Aníbal Fernández, de la ministra de Defensa, Nilda Garré, el ministro de Transportes, Ricardo Jaime (el artífice de la argentinización de Aerolíneas Argentinas) y de la presidenta de una de las asociaciones de madres de la Plaza de Mayo, Hebe De Bonafinni; el presidente del partido peronista ha permanecido durante meida hora junta a los simpatizantes del Gobierno allí concentrados y no ha realizado ninguna declaración. A su llegada, varios manifestantes han agredido a los periodistas presentes en la plaza.

Los centenares de ciudadanos que se habían concentrado ante la Quinta de los Olivos, sede de la presidencia argentina han sido desalojados violentamente por unos cien jóvenes militantes de las Juventudes Peronistas. Los agresores la han emprendido a golpes mientras entonaban la marcha peronista ante la pasividad policial.

El Jefe de Gabinete de la presidenta Fernández, Alberto Fernández, ha dado una rueda de prensa en la sede del Gobierno, la Casa Rosada, en la que ha defendido la constitucionalidad de las nuevas retenciones a las exportaciones de grano, motivo principal de llas protestas del campo. Las ha considerado una "medida legítima del Gobierno". Fernández ha abundado en las detenciones de líderes agraristas, que ha considerado legales porque éstos "estaban cometiendo flagrante delito". Ha añadido que los huelguistas están poniendo en cuestión la totalidad del modelo económico argentino.

Por otra parte, las principales organizaciones agrarias han acusado a la presidenta de incumplir la Constitución, de ningunear al Congreso y de gobernar el país mediante medidas de excepción. La atmósfera en el país, después de tres meses de paros es profunda división y los ánimos de la ciudadanía están exacerbados.

Arresto de De Angeli

Las cuatro horas de detención del lider patronal Alfredo De Angeli han desatado fuertes protestas por toda Argentina a lo largo del día la madrugada. De Angeli ha declarado tras su reciente liberación que "la protesta sigue" y llamó a sus seguidores a manifestarse pacíficamente. El líder de la Federación Agraria de Entre Ríos había sido detenido en una operación especial de la policía argentina para desbloquear las carreteras del país.

El líder ruralista fue detenido tras varias cargas consecutivas de la policía en el bloque, según informa el diario argentino La Nación. En un mítin improvisado tras su liberación ante 1.000 personas concentradas a las puerta de la comisaría en que estuvo detenido, De Angeli ha pedido calma, aunque ha advertido que las protestas continúan:"Pedimos al gobierno nacional un diálogo sincero y transparente; agradezco todo lo que han hecho por los 19 detenidos, pero les pido paz, sin embargo, no vamos a dejar de protestar porque están entregando el federalismo".

Una vez conocida la liberación del líder agrario, los piquetes comenzaron a permitir el paso en algunas de las vías principales del país que habían bloqueado en las provincias de Buenos Aires, Santa Fe y Entre Ríos. Por otra parte, el dirigente piquetero Luis De Elía convocó hoy una marcha para apoyar al Gobierno de Cristina Fernández en la Plaza de Mayo, adonde llegaron esta noche cientos de integrantes de organizaciones sociales.

La noticia de la detención Angeli en torno a las 13:00 horas (18:00 horas en España) había corrido por Buenos Aires, y varias de las principales avenidas de la capital argentina habían sido cortadas por concentraciones de protestas. La más significativa por el momento tuvo lugar frente a los Olivos, residencia oficial de la presidenta, Cristina Fernández, donde el matrimonio presidencial estaba reunido analizando los incidentes de la jornada. Varias dotaciones de la Guardia de Infantes (equivalente a la Guardia Civil, y responsable de equipos antidistubios) se desplazaron a la zona.

Los incidentes comenzaron el sábado cuando los transportistas y agricultores se concentraron en las cunetas de la ruta 14, en la provincia de Entre Ríos, donde un importante número de efectivos de la Gendarmería estaba desplegado para evitar nuevos cortes. Poco después de las 10.30 de la mañana, informa el diario Clarín, los allí concentrados procedieron a bloquear la carretera. Blandiendo una orden judicial, la Gendarmería Argentina ha procedido a despejar la ruta 14, y en el forcejeo y tras una gran tensión, De Angeli ha sido detenido.

La huelga comercial de los productores agrarios concluyó en la medianoche del pasado domingo, pero muchos siguen protestando a la vera de carreteras y mantienen retenida su cosecha en los campos para no convalidar los nuevos impuestos a las exportaciones de granos decretados por el Gobierno, el detonante de un conflicto que se prolonga ya más de tres meses.

Nuevos "cacerolazos" en barrios porteños en apoyo al campo

Vecinos de varios barrios porteños han protagonizado "cacerolazos" en respaldo al campo, que mantiene un severo conflicto con el Gobierno, agudizado este sábado por incidentes ocurridos durante protestas en el interior del país.

Habitantes de los barrios de Belgrano, Caballito, Palermo, Recoleta y Barrio Norte repudia de esta manera la actuación del Gobierno. Además, numerosas personas hacen sonar sus cacerolas frentea la Quinta Presidencial de Olivos, a las afueras de Buenos Aires.

En tanto, militantes de agrupaciones de izquierda se agruparon en la histórica Plaza de Mayo, frente a la Casa de Gobierno, en respaldo al campo.

Por su parte, el dirigente piquetero Luis D Elía convocó hoy una marcha para apoyar al Gobierno a la Plaza de Mayo, adonde había llegado el secretario argentino de Comercio, Guillermo Moreno, cuestionado por sectores empresarios por sus presuntas presiones para sellar acuerdos de precios con las grandes firmas.

Los manifestantes en apoyo al campo se habían retirado de la plaza cuando los activistas en respaldo al Ejecutivo comenzaron a llegar. En un comunicado, D Elía convocó a todas las organizaciones populares sociales, gremiales, políticas a marchar hoy en la Plaza de Mayo "ante un nuevo intento de golpe de Estado de los sectores

Lo más visto en...

Top 50