Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Comisión Electoral aplazará las elecciones en Pakistán

El organismo dará la nueva fecha este miércoles tras realizar consultas con los partidos

Finalmente, las elecciones legislativas en Pakistán, previstas para el 8 de enero, serán aplazadas con toda probabilidad. Así lo estima la comisión electoral paquistaní, que entiende que es "imposible" celebrar los comicios en el clima de tensión que se vive en el país tras el asesinato, el jueves día 28, de la ex primera ministra Benazir Bhutto en un atentado en Rawalpindi tras un mitin electoral. Bhutto, líder del Partido Popular de Pakistán, era la máxima favorita para repetir al frente del Gobierno.

La Comisión Electoral no ha dado una nueva fecha para las elecciones porque la decisión, aunque parece clara, ha sido aplazada hasta este miércoles, tras realizar consultas con las fuerzas políticas que concurren a los comicios, según ha informado el secretario y portavoz del organismo, Kanwar Muhammad Dilshad. Aunque no hay de momento nueva fecha para los comicios, se baraja retrasar la celebración en torno a un mes. Una fuente del organismo electoral citada por la cadena de televisión Dawn menciona el 11 de febrero.

Para Dilshad, "parece imposible celebrar las elecciones el 8 de enero", dado el clima de violencia desatado en el país en las protestas por el asesinato de Bhutto. Según el último balance del Gobierno, al menos 38 personas han muerto desde la muerte de la líder opositora. La oleada de protestas, por el asesinato de la ex primera ministra y al tiempo contra el presidente, Pervez Musharraf, pone en cuestión la transición democrática en un país que cuenta con armas nucleares.

Uno de los motivos por los que la Comisión se inclina por el aplazamiento es, según Dilshad, que muchas de sus oficinas en la provincia de Sindh, de donde era originaria Bhutto y donde se han concentrado las protestas por su muerte, han sido incendiadas por los manifestantes y gran parte del material ha sido pasto de las llamas.

Mientras, desde los dos principales partidos de la oposición, se ve con malos ojos el aplazamiento electoral. El PPP de Bhutto, presidido ahora por el hijo de 19 años de la ex primera ministra, pretende canalizar la oleada de simpatías que le ha generado el asesinato de su líder. Tampoco la Liga Musulmana de Pakistán-Nawaz, del ex primer ministro Nawaz Sharif parece muy favorable, aunque aceptaría un pequeño retraso, según ha informado Iqbal Jhagra, vicepresidente del partido.

Por su parte, el partido del presidente Musharraf, la Liga Musulmana de Pakistán-Q, apoya el aplazamiento por motivos de seguridad, aunque el resto de partidos sostiene que pide el aplazamiento porque le conviene electoralmente: ahora mismo perdería los comicios.