Cientos de miles de paquistaníes despiden a Bhutto en su ciudad natal

El Gobierno mantiene la fecha de las elecciones pese al magnicidio.- Asegura que Al Qaeda está detrás del atentado con toda probabilidad.- La confusión reina alrededor de las causas de la muerte

Miles de seguidores rodean el coche con el cadáver de Bhutto en su camino hacia el mausoleo.
Miles de seguidores rodean el coche con el cadáver de Bhutto en su camino hacia el mausoleo.REUTERS

Cientos de miles de personas se han concentrado en Garhi Khuda Bakhsh, una pequeña localidad del sur de Pakistán donde se encuentra el mausoleo de la familia Bhutto y donde ha sido enterrada la ex primera ministra Benazir Bhutto, asesinada ayer tras un mitin electoral en un atentado que costó la vida a otras 16 personas. Mientras, en el país, se han sucedido las protestas por la muerte de la ex primera ministra. Muchas de ellas han degenerado en disturbios que se han cobrado la vida de más de una veintena de personas. Además, una bomba ha matado a un candidato del partido de Musharraf en el norte del país. En cuanto a la autoría del atentado, el Gobierno sostiene la hipótesis de Al Qaeda. Como prueba, esgrime una supuesta llamada, interceptada por sus servicios de inteligencia, de un líder de la red terrorista.

Más información

Lo que no está claro son las causas de la muerte de Bhutto. En principio, se creía que el fallecimiento se debió a los disparos recibidos del atacante. Hoy en la mañana, un portavoz del Ministerio del Interior ha dicho, citando un informe médico, que Bhutto murió a causa del impacto en la cabeza de un fragmento de metralla que salió despedido del explosivo que hizo estallar el atacante suicida que previamente le había disparado.

Horas después, el mismo portavoz, Javed Cheema, ha dicho que la ex primera ministra ha fallecido después de que producto de la onda expansiva de la explosión se golpeara la cabeza con una palanca en el techo del vehículo. El ataque se produjo cuando la candidata abandonaba el parque de Rawalpindi donde había ofrecido un discurso a sus seguidores, de cara a las elecciones legislativas al 8 de enero.

Los seguidores de la ex primera ministra asesinada, que se postulaba para repetir en el cargo que ya ocupó dos veces en los 90, lloraban y se golpeaban la cabeza para expresar su dolor por la muerte del símbolo de la democracia por excelencia en Pakistán. Tal era la afluencia de personas, que la comitiva con el humilde féretro de Benazir Bhutto ha tardado más de dos horas en recorrer los cinco kilómetros que hay entre la casa familiar de los Bhutto al mausoleo donde descansan los miembros de la familia. Allí están los restos de su padre, Zulfikar Ali Bhutto, primer ministro del país entre 1973 y 1977 y que fue derrocado por los militares y ahorcado en 1979. De sus cuatro hijos, tres han sido asesinados.

Un vehículo ha transportado el ataúd donde reposaba el cuerpo de la asesinada envuelto con los colores rojo, verde y negro de la bandera de su formación, el Partido Popular de Pakistán (PPP). Junto al marido de Bhutto, Asif Zardari, estaban la hermana de la fallecida, Sanam, la única que queda viva en la familia, y los tres hijos del matrimonio. También ha acudido a despedirla el vicepresidente del PPP, Amin Fahim, cuya formación ha declarado 40 días de luto mientras debate su participación en las próximas elecciones legislativas, previstas para el día 8 de enero.

A la ceremonia, sin embargo, no ha asistido por motivos de seguridad Nawaz Sharif el otro líder opositor vuelto del exilio, precisamente el hombre al que derrocó el actual presidente, Pervez Musharraf, en 1999 en un golpe de Estado incruento.

Muertos en los disturbios

La muerte de Bhutto sacó a la calle a miles de sus seguidores desde poco después de su muerte. Pakistán ha vivido una noche de disturbios en muchas ciudades de todo el país, en especial en la provincia de Sindh, de donde era originaria Bhutto. Al menos 32 personas han muerto en los disturbios, según fuentes oficiales. Entre ellos, está un candidato de la Liga Musulmana de Pakistán, el partido de Musharraf, que ha sido vícitima de una explosión en la zona norte del país, en el valle de Swat, donde el ejército mantiene una guerra contra los partidarios de los talibanes. En este atentado han muerto otras cinco personas.

Pese al asesinato, el Gobierno paquistaní en funciones ha aclarado que mantiene las elecciones legislativas para el próximo 8 de enero. Bhutto aspiraba a repetir como primera ministra de Pakistán al presentarse a estos comicios como líder del PPP. Tenía bastantes posibilidades de hacerse con el puesto.

La autoría de Al Qaeda

En cuanto a la autoría del atentado, el Gobierno de Musharraf insiste en la hipótesis de Al Qaeda. Ahora incluso asegura tener pruebas irrefutables de la responsabilidad de la red de Bin Laden en forma de "intercepciones de inteligencia". Según ha explicado en rueda de prensa el portavoz del Ministerio del Interior, Javed Cheema, esas comunicaciones interceptadas "indican que el líder de Al Qaeda Baitullah Mehsud está detrás del asesinato". Mehsud es uno de los hombres más buscados de Pakistán y se le supone escondido en la región de Waziristán del Sur, en la frontera afgano-paquistaní.

Cheema ha explicado que en la llamada, interceptada esta mañana, Meshud felicita a sus secuaces por llevar a cabo el atentado. También ha dicho que Meshud fue el responsable del atentado contra Bhutto a su vuelta del exilio, el 18 de octubre en Karachi, que se cobró la vida de más de 140 personas.

Lo más visto en...

Top 50