Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"Argelia no está en riesgo de guerra civil pese a los atentados"

El ministro argelino de Exteriores destaca la unidad de su pueblo contra el terrorismo y rebaja a 30 el balance de muertos por los ataques de ayer

Pese a la intensificación de los ataques terroristas, como el que ayer se cobró la vida de decenas de personas en Argel, no entraña el peligro de poner a Argelia en "situación de guerra civil". Así lo piensa el ministro de Exteriores argelino, Murad Medelci, que además, ha rebajado a 30 el balance de muertos por el doble atentado de ayer contra el Consejo Constitucional y contra un edificio de la ONU.

"La situación hoy es que el pueblo argelino está completamente unido contra el terrorismo. Eso no puede ser una situación de guerra civil", ha dicho el ministro en una entrevista con la emisora francesa Europe 1. Preguntado por el riesgo de que el terrorismo de Al Qaeda se extienda a otras zonas del Magreb, el ministro ha dicho que "todo el mundo es objetivo, hoy o mañana". El terrorismo "es un mal que estamos intentando erradicar, pero no podemos hacerlo por nuestra cuenta".

Medelci ha aprovechado para denunciar a "los manipuladores que utilizan a la vez ideas falsas y también drogas" para reclutar a los kamikazes que cometen los atentados suicidas.

El ministro de Exteriores, además, ha rebajado a 30 la cifra de muertos por el doble atentado de ayer perpetrado por Al Qaeda para el Magreb Islámico, la rama de la red terrorista de Osama Bil Laden en el norte de África. El diario argelino Al Watan, citando fuente médicas, publica hoy la cifra de 72 y la mayoría de los medios occidentales barajan cifras superiores al medio centenar. Por ejemplo, Medelci cita tres muertos en la sede del Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR) y del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), cuando ayer la propia organización cifró en 11 los fallecidos entre su personal.

Duelo en Argelia

Mientras, Argelia vive hoy un día de duelo por las víctimas del atentado, en especial por los estudiantes que murieron frente a la sede del Constitucional al estallar una de las bombas a su paso. Los argelinos viven la psicosis de que en cualquier momento pueden ser golpeados de nuevo por el terrorismo, en especial los días 11 de cualquier mes. Mientras, muchas personas esperan noticias de los desaparecidos.

En las ruinas del edificio de la ONU, los equipos de socorro, ayudados por perros, intentan localizar a más víctimas de la explosión. Desde el estallido, siete supervivientes han sido rescatados de entre los escombros del edificio. Algunos familiares han pasado la noche junto a las ruinas del edificio esperando noticias de sus seres queridos.

Frente a la sede del Consejo Constitucional, la desgracia se cebó con los estudiantes, de colegios e institutos, cuyo autobús pasó en el momento de la explosión del primero de los coches bomba.

A primera hora de hoy, las calles de Argel ofrecían un panorama poco habitual, con peatones que apretaban el paso y el tráfico, normalmente muy denso, mucho más fluido que de costumbre. "Es incontestable que hay psicosis entre la población, en especial la de la capital. La gente ha entendido que los atentados pueden pasar en cualquier momento y en cualquier lugar y que nadie está a salvo. No es fácil vivir con ese temor", ha declarado a Efe un vendedor de periódicos.