Tres atentados simultáneos causan decenas de víctimas en una ciudad del sur de Irak

Según el Ministerio del Interior, hay al menos 20 muertos, aunque fuentes médicas hablan de 26.- El ejército británico cedió a los iraquíes el control de la seguridad de la zona en abril

Tres atentados simultáneos han sacudido hoy la ciudad de Amara, en la provincial iraquí de Maysan, al sur del país, causando un número indeterminado de víctimas. Según fuentes hospitalarias, más de un centenar de personas han resultado muertas o heridas por la explosión de tres coches bomba de forma simultánea en un aparcamiento y en un mercado. Al menos hay 20 muertos, según el Ministerio iraquí del Interior.

El hospital principal de la ciudad de Amara ha informado a Reuters de que ha recibido 26 cadáveres y más de 100 heridos. No obstante, todavía reina la confusión sobre el número de víctimas de la cadena de atentados. AFP cita al ministerio del Interior, que cifra en 20 los muertos y 25 los heridos, mientras que la policía ha informado a EFE de que son al menos 30 los muertos. Fuentes policiales sitúan la cifra en 40 muertos.

Se trata en cualquier caso de uno de los más sangrientos atentados cometidos en Irak en los últimos meses, en los que se ha notado una reducción de la violencia en parte por el despliegue de 30.000 soldados estadounidenses suplementarios, por la mejora de la eficacia de las fuerzas iraquíes y por los acuerdos logrados con líderes tribales que se han unido a la lucha contra Al Qaeda.

Las primeras informaciones indican que, en primer lugar, han estallado dos bombas en un aparcamiento lleno de gente que se disponía a ir al trabajo, mientras que la tercera ha sido detonada cerca de gente que huía por las primeras deflagraciones. La cadena iraquí Furat Televisión ha informado de que dos hombres sospechosos de estar implicados en los atentados han sido detenidos.

Amara es la capital de la provincial de Maysan, cuya seguridad está en manos de las autoridades iraquíes desde el mes de abril, cuando les fue cedido por el ejército británico. De hecho, el mando militar británico ha confirmado la explosión en el mercado, aunque no ha podido dar más detalles.

La población de la provincia de Maysan es mayoritariamente chií y se ha mantenido bastante tranquila desde la invasión estadounidense que acabó con el régimen de Sadam Husein en abril de 2003. No obstante, la abundancia de petróleo en la zona ha provocado algunas tensiones entre facciones rivales que intentan hacerse con el control de la zona tras la retirada de las tropas británicas.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Los militares de Reino Unido dejarán la semana que viene en manos iraquíes el control de la seguridad de la provincia de Basora, la más importante del sur de Irak, también rica en petróleo y con salida al mar. Ninguna región iraquí quedará ya bajo control militar británico.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS