El enviado especial de ONU, Ibrahim Gambari, llega a Birmania para una nueva misión de mediación

Es el segundo esfuerzo para crear canales de diálogo entre la Junta Militar y la oposición.-La Junta ordenó ayer la expulsión del jefe de la misión de Naciones Unidas en Birmania, Charles Petrie

El enviado especial de la ONU para Birmania, Ibrahim Gambari, ha llegado hoy a Rangún, en su segundo esfuerzo para crear canales de diálogo entre la Junta Militar y la oposición. Esta visita se produce solo un día después de que la Junta anunciara la expulsión del jefe de la misión del organismo mundial, Charles Petrie, en el país.

Fuentes de la ONU en Bangkok indicaron que Gambari, que llegó en un vuelo procedente de Turquía, viajará en avión a continuación a Naypyidaw, la nueva capital y la sede de la cúpula militar que gobierna con mano de hierro Birmania (Myanmar).

Más información

Durante sus cinco días en el país, se espera que Gambari mantenga entrevistas con los líderes de la Junta Militar y con los más destacados miembros de la oposición, incluida la Premio Nobel de la Paz Aung San Suu Kyi, en arresto domiciliario desde 2003.

Esta gira de Gambari se produce días después de otra que realizó por seis naciones asiáticas en busca del apoyo al proceso de reconciliación nacional patrocinado por la ONU.

Se trata del segundo esfuerzo desde que viajara a Birmania tras las marchas pacíficas de protesta del pasado mes de septiembre en el país y que fueron brutalmente reprimidas por las fuerzas del orden.

En esa ocasión, Gambari se entrevistó con Suu Kyi y con el líder de la Junta Militar, el general Than Shwe, que, según los analistas, es el más renuente a considerar una posible puesta en libertad de la veterana activista.

La visita, que comenzó hoy, se produce un día después de que la ONU anunciara que el régimen militar birmano había decidido suspender la representación de Charles Petrie como jefe de la misión del organismo mundial en Birmania.

Petrie, que se enfrenta a una posible expulsión del país, ha sido acusado por la cúpula militar birmana de "dañar la imagen de la nación", después de que el diplomático denunciara el deterioro de la situación humanitaria por medio de un comunicado difundido el 24 de octubre.

La medida provocó hoy la protesta de Singapur, país que preside la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN), organismo regional del que Birmania forma parte, y que la cuarta semana de noviembre celebrará en esa nación su Cumbre de Jefes de Estado.

Lo más visto en...

Top 50