Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Putin reitera a Sarkozy que no tiene pruebas de que Irán intente conseguir el arma nuclear

El presidente francés admite que mantienen posturas distintas sobre el asunto, aunque habla de acercamiento

El presidente ruso, Vladímir Putin, asegura no tener pruebas que demuestren que Irán esté intentando producir armas nucleares, pese a la preocupación internacional por la amenaza atómica que puede representar Teherán. Así lo ha dicho en una rueda de prensa conjunta con el presidente francés, Nicolas Sarkozy. Éste, por su parte, aunque habla de un "acercamiento" con Rusia sobre el asunto, admite que ven el problema de distinta manera. No obstante, Putin dice compartir la preocupación de la comunidad internacional y ha pedido más transparencia al Gobierno iraní.

"No tenemos informaciones de que Irán aspire a producir armas nucleares. No sabemos nada de esos objetivos", ha dicho el presidente ruso. No obstante, ha asegurado que comparte "las preocupaciones" de sus socios, que desearían que "los planes de Irán sean más transparentes". Por parte de Rusia, Putin ha asegurado que está dispuesto a "seguir cooperando" con la comunidad internacional sobre este asunto. De hecho, viajará a Irán en los próximos días.

Esto es precisamente lo que ha destacado el presidente francés sobre el desafío nuclear iraní. "A pocos días de su viaje a Teherán [de Putin], decir que va a seguir cooperando es algo importante", ha dicho Sarkozy, ya que se trata de un tema que "concierne a todo el planeta". Sarkozy dice que cree haber conseguido un acercamiento de posiciones con Rusia sobre el desafío nuclear iraní tras haberlo discutido con Putin "de modo detallado". No obstante, admite que "quizás nuestro análisis no es del todo el mismo sobre la situación en ese país".

Para Sarkozy, la clave del asunto sería la disposición de Irán de reanudar la cooperación con el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA). "Me han asegurado que los iraníes están dispuestos a continuar la colaboración", ha dicho, calificando de "esencial" esa colaboración. Según ambos líderes, Irán está dando "algunos pasos hacia la comunidad internacional" para solucionar la crisis.

Rusia se ha opuesto hasta ahora a la imposición de sanciones a Teherán por parte de la ONU, ya que trabaja sobre la hipótesis de que Irán no está embarcado en una carrera armamentística nuclear dado que dice no tener pruebas. En cualquier caso, Putin ha asegurado que seguirá "cooperando con nuestros socios en el Consejo de Seguridad de la ONU" para encontrar una salida pacífica al conflicto.