Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Entrevista con Pepe Moratalla

Sacerdote

Entrevista con Pepe Moratalla

Las Maras son bandas callejeras integradas por jóvenes del Salvador. El párroco español, José Luis 'Pepé' Moratalla, está al frente de una casa para ex mareros en la que ofrece una salida a todos esos jóvenes que desean salir de las bandas. Sobre la violencia en las calles y su labor durante todos estos años, ha hablado con los lectores.

1Edurne06/06/2007 05:34:07

¿Podría contar algún caso de los que residen en la casa de acogida que le haya impactado más?

Primero clarificar, no sólo es una casa de acogida, sino un entorno educativo con metodología inductiva donde el pandillero se convierte en el reto y desafío que tenemos que hacer: no se trabaja sólo con buena voluntad sino que el objetivo es cubrir la necesidad total de pandillero. Un caso de tantísimos, porque dan para una novela cada uno, me decía un muchacho con el rostro tatuado: "Mira Pepe, si ahora me matan, que me maten, valió la pena el haber salido de la pandilla". Ahora tiene una pequeña empresa, trabaja en un lugar distinto para que la pandilla de su barrio no le pueda matar. Apenas sale de su casa, pero le va muy bien, acaba de casarse y es muy feliz.

2Bego06/06/2007 05:36:22

¿Cómo se le ocurrió la idea o de dónde surgió el crear una casa de acogida para ex mareros?

Es el ver adolescentes en situación de alto riesgo, sin oportunidades, sin poder cultivarse. Nos movimos para atender su oportunidades. Hay que tener oportunidades para trabajar, estudiar... y a esta parte de la sociedad se le había negado esto. Les buscamos en la cárcel, en las plazas, para llevarles las oportunidades y derechos de cualquier ciudadano. No hay derecho a que se conviertan en líderes negativos cuando todos los ciudadanos estamos llamados a ser forjadores y constructores del desarrollo y de la vida.

3IvanM06/06/2007 05:38:24

¿Alguna vez se ha sentido amenazado por Las Maras?

Varias veces me he abrazado con ellos y nos hemos dicho: "si nos matan, que nos maten". Este trabajo supone un compromiso. No es lo mismo el toro desde la barrera que desde el ruedo. Este trabajo es comprometido y tiene riesgo. La alegría del pandillero que quiere abandonar ese mundo e insertarse en el normal, vale la pena, la satisfacción es enorme. Sí es cierto que a veces me han dicho que me iban a matar, pero tanto de un sector como de otro: gente de pandilla y los que las reprimen. Repito, esos riesgos son normales, es el riesgo de vivir la vida, que no se puede vivir como espectador y nos fuerza a vivirla como protagonistas.

4Pedrus06/06/2007 05:43:03

¿Qué son exactamente las Maras?

Es complicado. El fenómeno de las Maras surge en el primer mundo a consecuencia de la marginación que el primer mundo proyecta sobre el tercero cuando estos emigran. En concreto, una cosa es el término Mara, que es anterior al fenómeno, pero esta apropiación le da una esencia totalmente distinta, porque se convierte en una pandilla violenta, y el ingreso en ella supone para el novato que tiene que matar. Se ha superado la paliza de o segundos según a qué Mara entrara. Se ha hecho más compleja la línea jerárquica basada en el poder, que no la espontaneidad que cada clica (pandilla) tiene al principio, que dependía del líder. Ahora se han transnacionalizado. El rostro de este tipo de pandillas va adquiriendo una identidad más próxima a una mafia que no a una delincuencia común. Ha superado el grito de rebeldía del adolescente que quieres estrenar su personalidad, haciéndose sentir, y frente a la negación de un puesto en la sociedad en el primer mundo, reaccionan con violencia luchando por adquirir poder para destruir a la sociedad que les inhibe. La mayoría, cuando entran no son conscientes de dónde se meten, pero les resulta luego muy difícil salir, porque consideran que es una pandilla normal, fruto de una cultura en que se da este fenómeno.

5Amelie06/06/2007 05:44:39

¿Cómo consiguen abandonar las bandas?

Primero, no es fácil, cada vez es más difícil. Depende del muchacho y su clica, su barrio, su responsabilidad, su cargo... normalmente ahora está prohibida la deserción, el coste es la muerte. A pesar de ello, algunos abandonan aún a riesgo de perder la vida.

6Núria06/06/2007 05:49:43

¿Quiénes son los culpables de que haya estas bandas? ¿Cómo se debe luchar para atajar el problema de la violencia?

Entiendo que es muy complejo. La respuesta tiene que ser proporcionada al problema, y no puede depender de nosotros, la sociedad normal y los que queremos abordar el problema de la Mara. No depende de buena voluntad. Segundo, no depende de mí, depende del problema, igual que cuando uno tiene una muela que le imposibilita dormir y uno va al dentista, aquí tiene que ser proporcionado al problema. Hay un desconocimiento científico del conocimiento y concepto de la Mara, no está consensuado. Segundo, aparte no existe una coordinadora internacional para ir compartiendo respuestas, ensayos, alternativas... son respuestas individuales a un fenómeno que nos ha desbordado. Y tercero, pareciera que no existe una voluntad de dar respuesta a este fenómeno. Así las cosas, diría que tenemos que acercarnos a ellos, dar la mano e integrarlos dentro del primer mundo, que ya no puede seguir viviendo en una burbuja de cristal, sino mirar, abriendo la puerta, todo el entorno, la humanidad es la totalidad. Mi felicidad ya no es la mía, sino la de todos. En la medida que tenemos la osadía de ir tejiendo esta sociedad de solidaridad, somos raza humana, el otro no me puede resultar indiferente. Cuando nos comprometamos, se dará la respuesta idónea. La respuesta tiene que ser dar amor al otro. Es lo que realiza a la madre con el hijo; a lo mejor no ha estudiado Psicología, pero es la mejor psicóloga para su hijo, porque estimula su sabiduría práctica.

7Mario Ayuso06/06/2007 05:51:32

¿Conoce la exposición de Isabel Muñoz sobre Las Maras?

No la escuchado públicamente, por lo que no puedo presentar mi opinión. Sí sé que es una gran fotógrafa, pero no es educadora, es otra línea totalmente distinta. Necesitamos complementarnos poco a poco. No se trata de decir si una cosa es más importante que la otra. Pero tengo que saber interpretar la fotografía, el significado de un tatuaje; esto supone una relación personal para que nos digan qué significan los tatuajes. Isabel Muñoz no se dedica a eso, sino al arte.

8Jose06/06/2007 05:53:18

¿Quien financia su proyecto?

Siempre miramos para arriba... no hay un presupuesto fijo, es más el coraje y la valentía. Difícilmente daremos con unos padres que asuman toda la aventura y recorrido. Existe una voluntad que surge de la fantasía, y porque nos atrevimos a soñar, ahora no tenemos más remedio que hacer realidad el sueño. Ni el dinero, ni el presupuesto económico, el dinero lo buscamos en el día a día... Danos HOY nuestro pan de cada día...

9lucia06/06/2007 05:56:28

¿Qué siginificado tienen los tatuajes que se hacen los mareros? ¿Cómo les condicionan a la hora de querer abandonar la mara?

Tatuajes son múltiples, uno relacionado con la Mara como MS, una vez impreso en el cuerpo, no se puede borrar, el que se lo quite se muere, porque hace referencia a la pandilla. Todos reflejan la cultura propia de violencia, donde se impone a la misma vida, donde el estilo de la vida es la volencia destructiva. Un tatuaje de telaraña es encadenamiento. Los tatuajes de mallas en las espaldas, de torres de la cárcel... a la largan reflejan una opción por la muerte y no por la vida. La cantidad de cruces es el recuerdo de los caídos pero el amor a la muerte. Un pandillero escribía a otro "no le tengas miedo a la muerte, cuando venga abrázate a ella". A la larga no es otra cosa sino expresar lo que ellos quieren, un no a la vida y un sí a la destrucción y la muerte.

10Mephisto de Bergedark06/06/2007 05:57:55

¿Está de acuerdo en diferenciar los términos "cristianismo" y "catolicismo"?

Cristianismo es mucho más genérico, abarca todos los credos que tienen en común a Jesús, hijo de Dios, y por eso se llama así. El Catolicismo es una manera de ser cristiano, es una precisión del Cristianismo. No es lo mismo, a pesar de que el Cristianismo incluye al Catolicismo.

Mensaje de Despedida

Mil gracias, agradecido por el deseo de saber y de conocer la vida de adolescentes y jóvenes que viven más allá del umbral de la ciudadanía del primer mundo y del bienestar de ellos. Es como el primer paso para luego seguir asumiendo distintas opciones y responsabilidades. Mi deseo para todos vosotros es que seáis siempre amantes y constructores de la alegría y de la vida.