Un avión de Kenya Airways con 114 personas a bordo se estrella en la selva de Camerún

Las fuertes lluvias complican la búsqueda de los restos del aparato, que cubría la ruta Abiyán-Nairobi

Nairobi / París - 05 may 2007 - 20:39 UTC

La lluvia y la densidad de la selva tropical de Camerún están complicando la búsqueda de los restos del avión de Kenya Airways que, según la radio camerunesa, se ha estrellado este sábado con 114 personas a bordo poco después de despegar de la ciudad de Douala.

"La búsqueda se está centrando entre las localidades de Eseka y Eboloa, al suroeste de la capital Yaoundé, pero es un área de selva muy densa y hasta ahora los helicópteros no han avistado el avión", ha explicado en rueda de prensa el presidente de la Kenya Airways, Titus Naikuni. "Las fuertes lluvias [...] y la densidad del bosque no están ayudando", ha añadido.

Naikuni ha declinado una vez más confirmar si el aparato se ha estrellado, a pesar de que la Radio Nacional de Camerún ha señalado que cayó cerca de la ciudad de Niete. "No me importa lo que diga la radio, mientras los equipos de rescate no vean el avión y la Aviación Civil de Camerún lo certifique, no vamos a confirmar nada", ha indicado.

Preguntado por las posibles causas del accidente, entre ellas una acción terrorista, el presidente de Kenya Airways ha dicho que "no se descarta ninguna opción, pero hasta que no se encuentre el avión y se analice, no tiene sentido hacer conjeturas". En el avión viajaban 114 personas entre pasajeros y tripulación, entre ellos 35 pasajeros de Camerún, 15 de India, 7 de Sudáfrica, 2 de Guinea Ecuatorial y 5 de Reino Unido, pero no hay pasajeros españoles ni latinoamericanos.

Al día en revisiones de seguridad

El relato de los hechos, según los detalles que se han ido haciendo públicos a lo largo del día, indica que el avión, un Boeing 737-800 adquirido por Kenya Airways hace seis meses y que estaba al día en cuanto a revisiones de seguridad y mantenimiento, despegó este viernes por la noche de la capital económica de Costa de Marfil, Abiyán, con una hora de retraso.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites

Suscríbete aquí

Tras dos horas y cuarto de vuelo, el aparato aterrizó sin problemas en Douala, donde tenía previsto hacer escala antes de proseguir a su destino final, Nairobi. La lluvia causó un retraso adicional de una hora en el despegue del vuelo, que se produjo hacia las dos de la madrugada, hora peninsular española.

"El avión tomó la ruta debida hacia Nairobi, pero algo fue mal y aproximadamente once minutos después de despegar se perdió el contacto con el aparato", ha explicado el capitán de Kenya Airways Paul Mwangi. Una señal de alarma fue detectada por un barco que faenaba en aguas de las islas Canarias y fue esta embarcación la que dio el aviso a las autoridades aeroportuarias camerunesas. A partir de ahí se inició la búsqueda del aparato.

Un familiar de un pasajero del vuelo KQ507 llora mientras cuenta la terrible noticia por teléfono móvil.
Un familiar de un pasajero del vuelo KQ507 llora mientras cuenta la terrible noticia por teléfono móvil.REUTERS
El Boeing 7373 debía haber aterrizado en Nairobi esta mañana.ATLAS

Las Víctimas de Accidentes Aéreos piden que se abra una investigación

La Federación Internacional de las Víctimas de Accidentes Aéreos (FIVAA) ha pedido la apertura de una investigación sobre el accidente del avión de Kenya Airways que se ha estrellado este sábado con 114 personas a bordo. En un comunicado, la FIVAA demanda que "las condiciones de seguridad de explotación de la compañía Kenya Airways sean objeto de una investigación profunda de la OACI", la Organización de la Aviación Civil Internacional.

"En espera de las primeras conclusiones de la investigación técnica, la Comunidad Europea debe hacer un informe motivado sobre la inclusión o no de esta compañía en la lista negra europea", añade la FIVAA en su nota.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50