Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Lula jura como presidente de Brasil por segunda vez

A la ceremonia no han sido invitados mandatarios extranjeros

El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, ha asumido hoy su segundo mandato de cuatro años sin presencia de líderes extranjeros, pero arropado por miles de militantes del Partido de los Trabajadores. Lula ha renovado su compromiso en el combate al hambre y la miseria, en su discurso pronunciado hoy en el Congreso.

MÁS INFORMACIÓN

Según ha informado la prensa brasileña, la expectiva del Gobierno era que entre 40.000 y 50.000 personas participaran en la toma de posesión, que se ha visto empañada por la lluvia. En 2003, cerca de 150.000 pesronas acompañaron la toma de posesión de Lula. No obstante, se espera que los brasileños vayan sumándose a la celebración, especialmente para la fiesta que tendrá lugar después en la plaza de los Tres Poderes.

La toma de posesión ha comenzado con un desfile en la Explanada de los Ministerios, en el que el presidente ha llegado acompañado de la primera dama, Marisa da Silva, y del vicepresidente, José Alencar, y su esposa, Mariza Alencar. A su llegada al Congreso, Lula y Alencar han sido recibidos por los presidentes del Senado, Renan Calheiros, y de la Cámara de los Diputados, Aldo Rebelo. Después se han trasladado todos al plenario de la Cámara, donde ha tenido lugar la toma de posesión.

Cerca de 1.200 invitados -entre ministros y miembros de los Tribunales Superiores, parlamentarios e integrantes del cuerpo diplomático, que representarán a sus países- asistían a la ceremonia, que ha comenzado a las 16.00 horas (19.00 hora peninsular española).

Comparando al Brasil de hoy con el de cuatro años atrás, cuando asumió su primer mandato, Lula ha dicho que "mucho se ha hecho" en el combate a la miseria y el hambre, pero ha reconocido que, a pesar de eso, "infelizmente permanecen las injusticias entre los pobres". Lula ha defendido con vigor sus programas sociales, tildados de "populistas" por la oposición, y ha asegurado que han permitido rescatar de la miseria a "millones de brasileños y brasileñas" que no tenían otro destino que "el hambre".