Suspendido un programa de televisión italiano que hizo pruebas de drogas a políticos sin permiso

Los realizadores de 'Le Iene' concluyeron que uno de cada tres diputados consume estupefacientes

Madrid / Roma - 10 oct 2006 - 13:21 UTC

La defensa de la privacidad ha ganado una batalla en Italia frente al periodismo de investigación más agresivo. Las autoridades del país han bloqueado la emisión de un reportaje polémico Le Iene, que iba a emitir hoy el canal Italia 1, del grupo Mediaset. Los responsables del programa realizaron pruebas secretas a diputados y concluyeron que dos de cada tres consumían drogas prohibidas tales como cannabis y cocaína.

Los métodos utilizados para elaborar el citado reportaje eran francamente discutibles. Un individuo se hacía pasar por periodista y, con la excusa de hacer una pequeña entrevista a los diputados para un canal de televisión inexistente, maquillaba a los políticos. Con los restos de piel que quedaban en los algodones realizaban luego un test de nominado drug wipe para averiguar el entrevistado había consumido droga.

El resultado -"fiable al cien por cien", según los responsables de Le Iene- fue inquietante. De 50 diputados investigados, 12 habían consumido drogas en las últimas 36 horas. Sin embargo, algunos expertos médicos consultados por los medios locales han advertido que estas conclusiones deben relativizarse pues su fiabilidad debe ser comprobada con otras pruebas.

La información ha generado inmediatas reacciones, desde quienes han pedido que se de a conocer los nombres de los diputados que han dado positivo, a aquellos que aseguran que es una violación del derecho a la intimidad. El programa de televisión ha asegurado que no revelará el nombre de los diputados investigados. La noticia llega después de que este año el Parlamento endureciera las penas por el consumo de estupefacientes.

Los jefes del programa se han defendido. Su responsable, Davide Parenti, ha afirmado: "Estamos en el aire desde hace diez años respetando la intimidad de todos, incluida la de los curanderos filipinos y los ladrones de motos. "¡Como para no respetar la de los diputados!". El jefe de Le Iene se refería al hecho de que en todos sus programas se oculta la identidad y el rostro de las personas investigadas.

La Autoridad Garante para la protección de los datos personales, organismo creado por ley de 1996 y compuesta por cuatro miembros elegidos por el Parlamento, no ha explicado hasta el momento los detalles de su decisión de prohibir el programa.

Lo más visto en...

Top 50