Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El director de la CIA, Porter Goss, renuncia por sorpresa a su cargo

La renuncia ha sido anunciada por el presidente Bush, quien ha destacado la "integridad y profesionalidad" del dimitido

El director de la CIA, Porter Goss, ha dimitido, según ha anunciado hoy el presidente de EE UU, George W. Bush. Por el momento se desconocen los motivos de la renuncia. En las últimas semanas Bush había emprendido una amplia remodelación de su gabinete. Sólo se sabe que el presidente ha aceptado la renuncia y ha agradecido al ya ex jefe de la CIA su trabajo. Hace menos de dos años que Goss tomó las riendas de la Central de Inteligencia de Estados Unidos.

"Esta mañana, el director Porter Goss ha presentado su dimsión como director de la Agencia Central de Inteligencia y yo la he aceptado", ha declarado Bush en el Despacho Oval de la Casa Blanca en presencia del propio Goss.

Durante su etapa al frente de la CIA "hemos mantenido una estrecha relación", ha afirmado el presidente, quien destacó la "integridad" y la "profesionalidad" de Goss, que asumió el cargo en medio de una profunda reforma de la agencia. El director de la CIA "ha contribuido a hacer este país más seguro", dijo Bush, y reiteró que "tenemos que ganar la guerra contra el terrorismo".

Según un alto funcionario de la Casa Blanca, citado por la agencia Reuters, la renuncia se ha producido por mutuo acuerdo de Bush, Goss y John Negroponte, actual director nacional de inteligencia. La abrupta dimisión de Goss ha sido una sorpresa en Estados Unidos. De momento no se ha sugerido ningún nombre para reemplazarle. Tras comparecer junto a Bush el ya ex jefe de la CIA ha asegurado la agencia que abandona está en una situación "estable, navegando bien".

La CIA pasó a depender de una nueva dirección nacional de inteligencia como parte de las reformas emprendidas después de detectarse los los fallos en los servicios secretos que propiciaron los atentados del 11-S. Goss abandona una agencia muy cuestionada en los últimos tiempos, en especial por las filtraciones de información a la prensa, en particular sobre la guerra de Irak y la lucha contra el terrorismo.